viernes. 01.07.2022

La asociación de Productores de Maíz de España (AGPME), consciente de la preocupación que existe en los productores de maíz de la provincia de León y de otras zonas con similares características, se suma a la reivindicación de Asaja León para evitar que el Plan Estratégico de la PAC imponga medidas que reduzcan y limiten la superficie de cultivo del maíz, y los productores se vean abocados a otro tipo de siembras menos productivas. «Consideramos que para ciertas zonas y regiones no debe obligarse a una rotación de cultivos cada año, ya que ello conllevará explotaciones menos competitivas y por ende menos rentables, lo que puede abocar a abandonos en el sector de agricultores profesionales», señala el colectivo en un comunicado en el que recuerda que el cultivo del maíz «ofrece unas ventajas no sólo agronómicas, sino medioambientales muy importantes en la lucha contra el cambio climático al ser un cultivo muy potente en la captura de CO2 de la atmosfera». Los productores de maíz también afirman que se trata de un cereal muy beneficioso a nivel económico para mantener población y servicios en muchas zonas dónde este cultivo es necesario y fundamental para hacer viables las explotaciones.

Los productores de maíz apoyan hoy la protesta de Asaja León