viernes 28.02.2020

Promonumenta adecentará el sábado el monasterio de Santa María de Nogales

El recinto, del siglo XII, está sumido en el abandono y sus ruinas han sido saqueadas para llevarse piedras e incluso arcos completos
Promonumenta adecentará el sábado el monasterio de Santa María de Nogales

Las ruinas del monasterio cisterciense de Santa María de Nogales, que fue llamado antaño El Escorial de las tierras leonesas, serán adecentadas el sábado por la asociación Promonumenta. Este edificio, originario del siglo XII, está sumido en el abandono y sus ruinas han sido periódicamente saquedas para llevarse piedras e incluso arcos completos.

El próximo sábado, Promonumenta llevará a cabo labores de limpieza de las ruinas de esta abadía, ubicada en San Esteban de Nogales, y de la que fue abad durante mucho tiempo Fray Cipriano de la Huerga.

El trabajo se realizará con la colaboración los vecinos de San Esteban de Nogales y el ayuntamiento, que es propietario de los restos.

Según informó a Efe Víctor Ferrero, directivo de Promonumenta, el ruinoso monumento y sus tierras quedaron tras la desamortización en poder de cuarenta vecinos que dividieron el conjunto en cuarenta partes.

Promonumenta colaboró en poner de acuerdo a estos «cuarenta conventales» para ceder las ruinas al municipio leonés.

El estado de los restos es muy precario, apenas quedan lienzos de paredes, un trozo de bóveda del claustro y montones de ruinas, y Promonumenta estima que lo que cabría hacer allí es una excavación y consolidación de los restos, con algún centro de interpretación que estuviera por lo menos abierto en verano, para que los visitantes pudieran conocer el valor del lugar.

Aparte de la grandeza de los restos, la zona tiene otros atractivos: es reserva ornitológica y en el entorno crecen interesantes especies de hierbas, tal vez -”según explica Víctor Ferrero-” reliquias del herbolario de los monjes.

Muchos restos del centro han quedado desperdigados, incluso hasta la Hispanic Society de Nueva Yok, donde se hallan los sepulcros de un Suero de Quiñones y de su esposa Elvira Zúñiga, procedentes de este lugar.

Promonumenta es una sociedad cultural que realiza voluntariamente importantes labores de defensa y adecentamiento del patrimonio y en concreto, en las campañas de este año, ha intervenido en las ruinas de la ciudad romana de Lancia, en la Muralla de Aloia (Tui, Pontevedra), en los canales romanos de La Cabrera o en el Castillo de Sarracín, entre otros.

Promonumenta adecentará el sábado el monasterio de Santa María de Nogales