lunes. 08.08.2022

León es una de las provincias más afectadas por esta exclusión financiera, la cuarta a nivel nacional, sólo por detrás de Zamora, Salamanca y Palencia, y, además seguida de Burgos, lo que revela la delicada situación de Castilla y León. Sólo en la provincia leonesa en 2008 había 550 oficinas bancarias, que se ha reducido a 238 en diciembre de 2021. Es decir, en poco más de trece años, León ha perdido más de la mitad de las oficinas bancarias que atendían a los ciudadanos, tanto en las ciudades como en el resto de las localidades.

Teniendo en cuenta que en León hay 211 municipios, con una población de 451.706 vecinos, el 57,4% de los residentes en la provincia tiene una oficina entre cinco y diez kilómetros, pero uno de cada diez leoneses debe recorrer más de quince kilómetros para poder acceder a una entidad financiera, lo que representa el 12,3% de la población leonesa.

De los 211 municipios ,132 carecen tanto de oficina, como de cajero y tampoco cuenta con un agente o una sucursal de Correos. De hecho, 158 municipios no tiene oficina bancaria (en ellos residen 87.813 leoneses), en 144 no hay cajero ni oficina y en 139, que suman 68.114 leoneses, no hay tampoco un agente que ayude a los vecinos.

En León hay 767 puntos en los que se puede conseguir dinero en efectivo. De ellos, 237 son oficinas bancarias. Además, hay 329 cajeros automáticos —329 en las oficinas de los bancos y 64 desplazados— y 69 agentes, a los que se suman 68 puntos de Correos en los que se puede sacar dinero.

La provincia ha pasado de 550 oficinas a 238
Comentarios