martes. 04.10.2022

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, defendió ayer la necesidad de mantener la campañas de radiomarcaje del urogallo cantábrico, pese a la muerte el pasado lunes de un ejemplar durante su captura, ya que son beneficiosas para la protección de esta especie en peligro de extinción.

El animal falleció en la provincia de León por un paro cardíaco durante los trabajos ordinarios de captura y radiomarcaje que llevaba a cabo personal especializado tanto de la Junta de Castilla y León como veterinarios y biólogos.

El consejero ha insistido en los beneficios del radiomarcaje para la protección de la especie y ha insistido en que pese al fatal desenlace de este caso se hace para preservarla.

«Todo se hizo conforme a un protocolo basado en informes técnicos y en este caso y por varios factores ha tenido esa lamentable consecuencia», señaló.

Quiñones defiende el radiomarcaje pese a la muerte de un urogallo
Comentarios