viernes. 27.01.2023

Omaña y Luna es, con un total de 81.000 hectáreas, la reserva de la biosfera más extensa de

siete que existen en la provincia de León. Cuenta con 2.813 habitantes en su interior distribuidos en 86 localidades, pertenecientes a seis municipios: Los Barrios de Luna, Murias de

Paredes, Riello, Sena de Luna, Soto y Amío y Valdesamario.

Actualmente, los valles de Omaña y Luna son el resultado de un sistema agropecuario que se estableció básicamente en la Edad Media y que se mantuvo en funcionamiento hasta mediados del siglo pasado. Este sistema incluía, asociado a cada núcleo habitado, terrenos dedicados a pastizales, bosques para abastecimiento de madera y tierras de cultivo.

Los paisajes de alta montaña existentes en los extremos norte, oeste y suroeste de la Reserva destacan por su alto valor ecológico, así como los paisajes modelados por la actividad humana y ganadera que aparecen distribuidos por todo el territorio.

Acoge un buen número de especies singulares de fauna, y para algunas constituye su límite de distribución meridional. Así, se encuentran presentes especies en grave peligro de extinción como el oso pardo y el urogallo cantábrico, y endemismos cantábricos, como la liebre de piornal, e ibéricos como el desmán ibérico; además, especies de gran singularidad como la perdiz pardilla, el lobo e importantes poblaciones de trucha común.

En general, las comunidades ornitológicas, de mamíferos, anfibios y reptiles cuentan con una importante y rica representación, haciendo especial mención a la gran diversidad de lepidópteros (130 especies de mariposas diurnas en el último censo de 2017).

La zona tiene una representación florística de indudable interés, con numerosos endemismos ibéricos. Conserva muestras de bosque caducifolio y marcescente en excelente estado de conservación. Destacan los abedulares, considerados únicos en la península ibérica, y las extensas masas de roble melojo y manchas de roble orocantábrico (Quercus orocantabrica).

En el territorio se ubica el sabinar más septentrional de Europa y asociado a él una representación de especies mediterráneas que ponen de manifiesto que este territorio es zona de transición entre el clima Atlántico y el Mediterráneo.

La reserva más extensa, cuna de osos y urogallos
Comentarios