jueves. 01.12.2022
Ecologistas reclaman su anulación

Riaño y Ancares subastan cuatro lobos para su caza después de que sea especie protegida

La Junta defiende que el plan de aprovechamientos «está en vigor» mientras que WWF anuncia que acudirá a la Fiscalía
El consejero Suárez-Quiñones, ayer, durante la Conferencia Sectorial celebrada telemáticamente. DL

En medio de la tramitación para cambiar el estatus del lobo y extender su protección a todo el territorio nacional, la Junta de Castilla y León ha cerrado la subasta de cuatro lobos en la provincia de León para la próxima temporada, dos en la reserva de Riaño, para su caza en diciembre de este año en Burón y Acebedo, y otras dos en Ancares, previstas para febrero de 2022, según denunció ayer una nota de prensa WWF.

La asociación ecologista tilda de «provocación» estas subastas, cuando el Gobierno central ha anunciado que el lobo va a dejar de ser especie cinegética en septiembre, lo que además puede generar un problema para los propios cazadores, ya que «su caza se ejecutaría después de su prohibición oficial, que tendrá lugar el próximo 25 de septiembre», explica WWF.

Por su parte, el director general de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz, admitió ayer que estas subastas van a salir adelante, ya que «así lo han pedido las juntas vecinales que son las responsables de los derechos cinegéticos». Arranz mantiene además que «no están cometiendo ninguna ilegalidad, lo ilegal sería dejarles cumplir el plan de aprovechamiento cinegético que está en vigor en este momento».

La organización sostiene que estos lobos no se podrán cazar y va a poner los hechos en conocimiento de la Fiscalía para que investigue si subastar unos derechos de caza, que no se podrán ejecutar al estar prohibida la caza deportiva a partir de septiembre pueden constituir algún tipo de falta o delito. WWF pide a la Junta que anule estas subastas, que suspendan las otras anunciadas y que comience a trabajar en un nuevo modelo de gestión enfocado a conservar la especie.

Por otro lado, tras las Conferencia Sectorial celebra ayer entre las comunidades autónomas y el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco), el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, aseguró que la respuesta de la ministra a la petición de las comunidades de frenar la inclusión del lobo en el Lespre «ha sido decepcionante» porque «ha ratificado plenamente su voluntad de que antes incluso del día 25 de septiembre se publique la orden ministerial y tenga eficacia». En los próximos días se remitirá el texto de la orden al Consejo de Estado.

Riaño y Ancares subastan cuatro lobos para su caza después de que sea especie protegida
Comentarios