miércoles. 06.07.2022
La Asociación MSP vela por el patrimonio

Una ruta por Villaseca recorrerá seis bocaminas

El trayecto parte del final del Camino Natural y llega hasta el cuarto piso de Carrasconte o Ladrones, donde se colocará cartelería indicativa
msp

La Asociación Cultural y Minera MSP ha proyectado una ruta que pasará por un total de seis bocaminas, en un recorrido que transcurre por la pedanía lacianiega de Villaseca, concretamente desde el final del Camino Natural hasta el Piso 4º de Carrasconte o Ladrones, según explicó el presidente de la citada agrupación, Adrián Rodríguez.

En este sentido, el responsable de la asociación afirmó que este recorrido de un total de cinco kilómetros se podrá ver cuatro bocaminas de piedra, una de hormigón y otra posteada en madera.

Esta asociación ya ha dado comienzo con la primera fase del proyecto, realizando labores de desbroce de bocaminas y ramales para dejarlas visibles «un trabajo que finalizará este verano», matizó Adrián Rodríguez; para después pasar a una segunda fase, en la que se tratará de colocar la cartelería en la zona.

El recorrido

Transcurre por cuatro bocaminas de piedra, otra de hormigón y otra de madera

Desde esta asociación agradecen el apoyo y la ayuda del Ayuntamiento de Villablino, así como al lacianiego Esaul Diez «por prestarse voluntario fuera de su horario laboral para realizar el desbroce», indicó Rodríguez.

Una agrupación creada el año pasado en su mayoría por exmineros, aunque su presidente es un joven que no ha trabajado en el sector, pero gran amante de este mundo, con el objetivo de salvaguardar el patrimonio minero del valle.

Cooperación escolar

Alumnos del IES Obispo Argüelles han donado 370 euros para apoya a la asociación minera

Por otra parte, la cooperativa escolar ‘Quinquilleiros’, y de alumnos de segundo de Bachillerato del Instituto de Educación Secundaria (IES) Obispo Argüelles donaron a la asociación minera los beneficios obtenidos con la venta de sus productos, sumando un total de 370 euros.

Esta cooperativa lleva ese nombre, porque así son conocidos los vecinos de Villablino y se enmarca dentro de la asignatura de Economía y vendían productos de Laciana y Babia, como galletas, mermeladas, embutidos y un producto denominado chips crujientes de cecina y sticks de jamón.

Según los estudiantes han elegido a esta asociación porque consideran que «realizan una labor importante», así como destacaron que «deberían tener un gran reconocimiento» y destacaron que «a los jóvenes también nos importa la minería a pesar de que ya no vamos a vivir de ella».

Una ruta por Villaseca recorrerá seis bocaminas