miércoles. 06.07.2022
Turismo

Sabero proyecta una vía ferrata con el puente colgante más largo del país

Los 100.000 euros de inversión correrán a cargo del plan provincial y de recursos propios
sabero
El puente colgante previsto en la vía ferrata tendrá una longitud superior a los cien metros. DL

El Ayuntamiento de Sabero, apoyado por un grupo de vecinos colaboradores, promueve la construcción de una Vía Ferrata en el valle de Sabero, cuyo puente se convertirá en el más largo de España con una longitud de más de 100 metros, desde el que podrá disfrutar de las magníficas vistas del valle, con una inversión cercana a los 100.000 euros, para lo que solicitará financiación a través de los planes provinciales y con los recursos propios, al contar con un remanente importante en los presupuestos.

Desde el Ayuntamiento, a través de su alcalde Francisco García y el concejal de Deportes y Turismo, José María Escapa, señalan que «pretendemos añadir con esta iniciativa un recurso más a la rica oferta deportiva y turística que tiene el Ayuntamiento de Sabero, convirtiéndolo en uno de los municipios con mayor oferta deportiva-turística de la provincia». Con este proyecto, que será una novedad en la comarca, «esperamos conseguir una gran afluencia de visitantes para realizar esta emocionante travesía», añaden. El alcalde resalta que «colocaremos, resalta el alcalde, varios paneles informativos con todas las normas de uso y seguridad de la Vía Ferrata para garantizar en todo momento la seguridad de los participantes, además de la obligatoriedad de ajustarse a la normativa vigente y el uso indispensable de disipadores, arnés y casco.

Suma y sigue

Sabero aspira a ser uno de los municipios con mayor oferta deportiva-turística de la provincia

Para promocionar este proyecto el Ayuntamiento llevará a cabo campañas de impulso en toda la provincia de León, Comunidad Autónoma de Castilla y León, y comunidades limítrofes. Además, señala el regidor García Álvarez, queremos valorar positivamente y agradecer a los vecinos Miguel Ángel López, Roberto Valbuena y Carlos Moncó, su apoyo y colaboración en todo momento.

El recorrido se iniciará desde la base de la antigua escombrera de la mina, desde donde andando durante diez minutos se llega al comienzo de la actividad, que asciende verticalmente hasta alcanzar el espolón derecho para iniciar el tramo. El recorrido de la Ferrata, en su conjunto, se estima en unos 400 metros, lo que da lugar a una actividad con una duración de 3 horas aproximadamente.

El acceso y el primer tramo de la Ferrata discurre bajo la arista buscando de forma natural viras y pasos aéreos que ofrece el tipo de roca. Estos pasos de cadena, tres en todo el trazado, de tipo puente de mono que a la vez de implicar aventura proporcionará seguridad a todos los usuarios.

En el segundo tramo y descenso de la Ferrata se instalará un gran puente colgante de 100 metros de longitud sobre la canal que servirá para el descenso y desde el que podrá disfrutar de unas vistas magnificas sobre el Valle de Sabero. Una vez terminado el recorrido del puente se cogerá una bifurcación que permita seguir con el mismo nivel de dificultad o tomar una variante de más dificultad técnica para los usuarios que busquen más aventura.

Ambos recorridos terminan en el lado que da al Valle de Valdehuida, compartiendo el descenso que se realiza por la canal bajo el puente.

Tres componentes serán la base de la Ferrata. Uno, conocido como la línea de vida, compuesto por un conjunto de dables unidos o enlazados que recorre todo el trazado y permite que el participante se conecte a ella mediante unos mosquetones o conectores que se van desplazando a medida que se avanza, ofreciendo una total seguridad . En los puntos de fraccionamiento o intersecciones para mantener la tensión del cable y punto de anclaje, se dispondrá un cabo doble con dos mosquetones para facilitar el pase al siguiente tramo.

El segundo componente, los peldaños y sistemas de progresión , se utilizarán unas piezas metálicas o peldaños en diversas formas en función de la necesidad del recorrido o roca, que serán de acero corrugado y galvanizado en caliente. La fijación a la pared será mediante taco químico.

El tercer componente, consiste en el puente tibetano, que consiste en cinco cables de acero tensado donde dos hacen de pasamanos, un superior de línea de vida y los dos inferiores soportarán unas estructuras aligeradas que hacen de plataformas por las que avanzar. En el puente, al ser de tanta longitud, se instalará un sistema especial de reparto de cargas.

Sabero proyecta una vía ferrata con el puente colgante más largo del país