miércoles 8/12/21

La prohibición, desde hoy , de cazar lobos ibéricos en cualquier punto de España está sancionado en la legislación vigente con multas máximas de dos millones de euros o, en caso de incurrir en infracción penal, hasta dos años de prisión. La inclusión de los cánidos que viven al norte del Duero en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre) permite que no solo su muerte quede sancionada, sino también su comercio o intercambio, captura y oferta con fines de venta o intercambio o naturalización no autorizada, según la reglamentación.En todos esos casos se incurrirá en una sanción muy grave (200.001 a 2.000.000 de euros, con independencia de que las autonomías puedan aumentar el importe) si con esa acción el infractor ha obtenido unos beneficios que superen los 100.000 euros. Si no se consigue acreditar esos beneficios mínimos, la infracción es grave y la multa oscilará entre 3.001 y 200.000 euros.

La sanción por abatir un ejemplar podría llegar a los 2 M€ y prisión