domingo 22/5/22
undefined
El tradicional potaje bañezano. RAMIRO

La plaza de San Salvador ha sido testigo esta mañana de la salida de la procesión del Santo Potajero, la más popular de la Semana Santa bañezana, y que está siendo arropada por cientos de personas, después de dos años sin que saliera en andas la imagen titular del cortejo organizado por la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad. Una vez concluida la procesión, que recorre las calles Lope de Vega y Las Angustias con el santo a hombros de los pequeños cofrades, tiene lugar el Rezo y la Bendición del Potaje, que será repartido a continuación. Se trata de una procesión declarada de  Interés Turístico Provincial— y es la única de todas las procesiones de la Pasión de La Bañeza en la que los fieles rezan a este Nazareno pequeño para que les dé de comer: «Santo Potajero, lléname el puchero».

Se cumple así la tradición que data de hace cuatro siglos de dar de comer a los presos pobres que se ha hecho actualmente tan popular, y no deja que nadie pasara hambre con el reparto del típico potaje bañezano a base de garbanzos, arroz y bacalao, acompañado con pan, una naranja y una pasta.

undefined
Procesión del Santo Potajero en La Bañeza. RAMIRO

«Santo Potajero, lléname el puchero»