miércoles 18/5/22
Ponencia | Julio Pinto. Director general de Bodegas Matarromera

“El sector del vino se está recuperando del covid”

El director general de Bodegas Matarromera destaca el compromiso de la empresa con el territorio
 
undefined
Julio Pinto, director general de Matarromera. RAMIRO

El sector del vino se está recuperando en Castilla y León de la pandemia del covid. Es el diagnóstico realizado hoy por el director general de Bodegas Matarromera, Julio Pinto, en el segundo Congreso de Agroalimentación del Diario de Léon, una empresa de la que ha destacado su compromiso con el territorio y su apuesta por la sostenibilidad. Pinto ha señalado que sumando consumo nacional y exportaciones “estamos recuperados del covid”, después de que el consumo se desplomara con la pandemia. La caída del consumo fue continua hasta febrero de 2021, según los datos del Observatorio Español del Vino, pero después empezó a crecer desde agosto de ese año y a fecha de enero pasado “ya está muy recuperado”. En febrero de 2022 “estamos ya en valores de hostelería de 2019”, ha remarcado. 

Pinto ha señalado que la Bodegas Matarromera es un “ejemplo de empresa agroalimentaria” en Castilla y León, que ha favorecido la economía local y que trata de sortear todos los retos a los que se enfrenta el mundo del vino. “Es fundamental el arraigo con la tierra, el cuidado de las personas y la generación de empleo en las zonas rurales”, ha destacado Pinto,  sin perder de vista en que como empresa “si no crece, desaparece”. Dentro de la sostenibilidad, la empresa apuesta por prácticas para reducir la huella de carbono y reducir el consumo de agua, con numerosas certificaciones que avalan este tipo de política sostenbile, según ha señalado el director general de Bodegas Matarromera, que, dentro de este compromiso con la tierra, se ha referido a la Fundación Carlos Moro, que convoca los Premios Emprendes para “cuidar también el desarrollo de la zona y no sólo de nuestra empresa”·

La compañía arrancó en el año 1988, como transformadora de productos, y empieza a comercializar vino en 1994. Pero fue en 1995 cuando “Matarromera tuvo suerte”. Recibió el reconocimiento del Mejor Vino del Mundo, por la añada 94, la primera que salió al mercado, lo que supuso que “se dispararan las ventas”, según ha remarcado Pinto en su intervención. Era una bodega pequeña y todas las botellas se vendían. “Se convirtió en una marca de moda”, y en el 96 llegó otra Medalla de Oro. A partir de ahí se vuelca el crecimiento en la zona cuando el presidente, Carlos Moro, abandona Madrid y se asienta en Valladolid. La empresa se empieza a expandir a otras denominaciones de Castilla y León, además de Ribera del Duero. La innovación también ha sido decisiva en la empresa, por ejemplo, cuando en el año 2008 se sacó el primer vino sin alcohol al mercado, del que tienen la patente mundial desde 2015.

En 2014, la empresa se expandió a la DO Rioja, dentro de una política basada en la revalorización de los productos. El agua, la tierra y el viñedo se transforman en marcas, “en productos por los que el consumidor esté dispuesto a pagar” porque “tenemos que ir buscando producto cualitativo”, según ha destacado el director general de Matarromera, que apuesta por ir por detrás del mercado para poder fijar los precios, por ejemplo, ante las grandes superficies.

Pinto ha destacado la apuesta por Castilla y León, también en generación de empleo, lo que se traduce en tener ya más de 130 personas en plantilla. La empresa tiene varias bodegas cualitativas, con “marcas icónicas”, algunas aún poco conocidas a causa de la pandemia del covid, y con una clara apuesta por la exportación para desarrollar todas sus marcas con vino cualitativo “que intenta ser mejor tanto con el nacional como con el extranjero”.

“El sector del vino se está recuperando del covid”
Comentarios