lunes 16/5/22
DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER. LA SITUACIÓN Y LAS REIVINDICACIONES FEMENINAS

Sin mujeres no hay pueblos

Un total de 120.270 mujeres viven en el medio rural en la provincia de León. Pero son menos que hombres: 123.270. Y se niegan a vivir en pueblos sin servicios, calidad de vida y empleos alternativos al declive de la agricultura y ganadería.
Rosa María Fernández, presidenta de Amulemer, en la explotación ganadera de su titularidad en la localidad de Puebla de Lillo.

Sin mujeres no hay pueblos y sin servicios no hay mujeres. «Queremos servicios sociales, comedores escolares y atención a la dependencia». Es la voz de Rosa María Fernández, la presidenta de la Asociación Leonesa de Mujeres del Medio Rural (Amulemer), que se hace eco, desde Madrid y con motivo del Día Internacional de la Mujer Rural, de las reivindicaciones de las mujeres que viven en los pueblos.

En la provincia de León hay más mujeres (252.702) que hombres (241.749). Pero no ocurre así en el medio rural. Los municipios de menos de 20.000 habitantes acusan el éxodo de las jóvenes y la falta de renovación demográfica es uno de los problemas a los que se enfrentan los pueblos.

Ahora, además, peligra su calidad de vida por los recortes en servicios sociales, educativos, sanitarios y atención a la dependencia, denuncia Fademur, la federación estatal en la que está integrada Amulemer. Teresa López, presidenta de Fademur, ha alertado que las «mujeres que viven en los pueblos, el 20,2% de toda la población femenina española, son las que más están sufriendo la crisis».

De las 262.480 personas que viven en estos núcleos en la provincia de León, ahora también «amenazados por la reforma de la administración local», añade la sindicalista leonesa, hay un total de 129.432 mujeres y 133.048 hombres.

Por el contrario, en los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes, predomina la población femenina (123.270 empadronadas) sobre la masculina (108.701). De esta manera, la presencia masculina en los municipios urbanos es del 46,8% y en los rurales alcanza el 50,6%.

Las mujeres del medio están preocupadas por el retroceso en los servicios sociales, los servicios educativos y sanitarios y la atención a la dependencia «porque los recortes presupuestarios afectan especialmente a estos sectores y en el medio rural son pilares fundamentales para mantener la población», subraya Rosa María Fernández.

En las jornadas de Fademur, que este año se dedicaron a la presentación de las mujeres rurales madrileñas, se pusieron sobre la mesa las reivindicaciones llevadas a Bruselas por esta federación de asociaciones de mujeres del medio rural. «Pedimos un precio justo por encima de los costes de producción porque es la única manera de seguir con la actividad agraria y ganadera», añade.

Precios justos

La política de las grandes multinacionales de distribución alimentaria de poner como reclamo de sus centros de venta productos básicos, como la leche y el aceite, «nos perjudica seriamente», señalaron las representantes de las mujeres rurales en Bruselas.

También lamentan los recortes en las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) que en algunos productos afecta al 70% e incluso al 100% de las ayudas. Otro de los asuntos sobre los que han hecho hincapié las mujeres en esta jornada es «la repercusión negativa» que va a tener en el mundo rural la reforma de la administración local.

«Es una reforma que atenta sobre todo contra la prestación de servicios en los municipios de menos de 20.000 habitantes», recalca la presidenta de Amulemer. La asociación de mujeres rurales Fademur ha explicado que las mujeres rurales españolas están afrontando un «descenso brusco» de su calidad de vida, con motivo de las políticas de recortes.

La delegación de mujeres que se desplazó a Bruselas solicitó «el amparo de la Unión Europea ante el abandono al que nos enfrentamos en España». Esta «destrucción programada» del estado de bienestar está demoliendo, según Fademur, empleos, desempeñados en muchos casos por mujeres, «e imponen una vuelta a un modelo de familia donde las mujeres se ven obligadas a asumir en solitario los cuidados familiares y en muchos casos a abandonar su trabajo».

Más pobreza

Aprovechando el Día Internacional de las Mujeres Rurales, la presidenta de Fademur, Teresa López, lamentó el «aumento de la pobreza» entre las mujeres. «Estamos viendo como aumenta alarmantemente el desempleo cuando además, son ellas las que tienen mayores dificultades para encontrarlo».

Fademur ha pedido a los Gobiernos que «detengan los recortes» y «confíen en las posibilidades» de las mujeres rurales. «Las políticas de estímulo en el medio rural son muy eficaces. Somos emprendedoras, sólo necesitamos un poco de apoyo», señalan.

El futuro del medio rural no pasa sólo por el campo, aunque las actividades agrarias y ganaderas siguen teniendo un peso importante en la economía rural.

Menos propietarias

Actualmente en la provincia de León el 38,1% de las personas que trabajan en el campo en el sector autónomo son mujeres. Pero sólo el 29% son titulares de explotaciones, según datos del último censo agrario. La titularidad compartida abre las puertas a hacer más igualitaria la propiedad de las explotaciones agrarias pero después de un año de vigencia en León sólo hay un caso. Las mujeres asalariadas en la agricultura son el 26,4% del total de personas empleadas en este sector que cotizan en el régimen general.

Sin mujeres no hay pueblos