domingo 22/5/22

El sistema Esla sufrirá disminución de precipitaciones de entre el )5 y el 13% y  teniendo en cuenta que gran parte del agua del Porma está crecientemente comprometida con el abastecimiento a la ciudad de León y su alfoz «el regadío deberá ser garantizado fundamentalmente por el embalse de Riaño en caso de sequía», señalan los regantes de Payuelos en sus alegaciones al nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca, en las que estiman que habrá que añadir «lo que puedan aportar al riego Casares y Porma que son cifras mucho menores». Las 101.532 hectáreas dependientes del sistema Esla utilizarán 5.000 m3/ha por término medio cuando estén completamente modernizadas todas las hectáreas, dotación considerada mínima para poder sacar adelante el cultivo (maíz, alfalfa, remolacha...), principales de esta zona regable. 

Los regantes señalan que las dotaciones actuales que se están dando en la Junta de Explotación Esla-Valderaduey por parte de CHD son de 6.500 m3/ha, «por lo que estamos considerando una disminución de la dotación por hectárea de más de un 23%». 

Según el colectivo, este consumo significa un total de 507 hm3, un 77% de la capacidad del embalse de Riaño (651 hm3). A ello se suman los 45 hm3 de caudales ecológicos y los 125 hm3 de reserva en el pantano, que dejan en 677 hm3  los necesarios cada año. «La capacidad de Riaño es de 651 hm3 y la CHD casi nunca acumula más de 620 Hm3 por seguridad, por lo que en un año de sequía, dependiendo exclusivamente de Riaño, el sistema Esla Valderaduey sería deficitario en 47 hm3 cada año», estima la comunidad de regantes, que añade que estas cifras están contempladas  «sin contar ninguna aportación de agua a las 12.000 hectáreas del Bajo Carrión y otras servidas actualmente o que se pretenden servir por el canal Cea-Carrión».

El sistema Esla será deficitario en 47 hm3 al año sin dar agua a Palencia
Comentarios