sábado. 04.02.2023
peredilla de gordón

Sorprenden a un furtivo colocando lazos en pleno corredor del oso

Agentes medioambientales vigilan la zona desde octubre en busca de estas trampas.
Los agentes decomisaron al presunto infractor varios lazos, un arma larga y munición.

Agentes medioambientales de la comarca de La Robla sorprendieron el pasado 6 de enero a un presunto cazador furtivo manipulando lazos en un coto de caza situado en un monte de utilidad pública perteneciente a Peredilla de Gordón.

Esta intervención es el resultado de un arduo trabajo por parte de los agentes adscritos a esta comarca que se lleva realizando desde el mes de octubre, cuando se tuvo constancia de la existencia de lazos colocados para capturar especies silvestres en el lugar de los hechos. El uso de estos medios de caza no selectivos, máxime en zonas de especial relevancia para la conservación de especies protegidas como el oso pardo cantábrico, puede constituir una actividad punible tipificada en el código penal español.

Además de inhabilitar sistemáticamente todos los lazos que eran detectados en el terreno por los agentes, estos funcionarios intensificaron las labores de vigilancia en la zona con el fin de disuadir al posible infractor, y, en caso de ser sorprendido, denunciar su actividad ilícita.

El presunto infractor fue localizado el día de Reyes por los agentes medioambientales que se situaron en un lugar que les permitía visualizar la zona objeto de caza furtiva, en donde permanecieron durante largas horas día tras día a fin de disuadir y, de ser necesario, denunciar, a cualquier cazador furtivo que fuera localizado en la zona. Al comprobar los agentes que el presunto infractor procedió a manipular los lazos, decidieron dirigirse al mismo para identificarlo. Tras ser identificado el presunto infractor, los agentes procedieron al decomiso de un arma larga que portaba dicha persona, con la correspondiente munición, así como nueve lazos, dos de alambre de acero y siete de cuerda.

Los hechos son «especialmente graves», según los propias agentes medioambientales, especialmente en el territorio donde tuvieron lugar, ya que se trata de un área que el oso pardo cantábrico transita con frecuencia pues está ubicada en el corredor interpoblacional que conecta sus dos subpoblaciones, la oriental y la occidental.

Desde la Asociación Profesional de Agentes Forestales y Medioambientales de León (APAFLE), se valora muy positivamente la labor de policía y custodia que los agentes medioambientales realizan en defensa del patrimonio natural de la provincia de León, «pues esta escala de funcionarios de policía administrativa especial con consideración de agentes de la autoridad y con atribuciones de policía judicial genérica, son una herramienta clave en la protección del medio ambiente», destaca la asociación. Así mismo resalta la importancia del aprovechamiento cinegético de los montes, que suponen una fuente de ingresos para las poblaciones locales, pero es importante recordar la necesaria observancia de las disposiciones normativas vigentes en el ejercicio de esta actividad.

Sorprenden a un furtivo colocando lazos en pleno corredor del oso
Comentarios