miércoles 21/10/20
Valencia de Don Juan

La suspensión del mercado dependerá de la evolución de los casos positivos

El alcalde lamenta que los municipios tengan que adoptar medidas
Imagen del mercado semanal de los jueves de Valencia de Don Juan, suspendido temporalmente. DL

El alcalde de Valencia de Don Juan, Juan Pablo Regadera, lamenta que los ayuntamientos «tengamos que tomar medidas de salud pública que deberían ser acordadas por administraciones superiores con competencia» en esa materia. «Son decisiones trascendentales para nuestra comarca y los alcaldes y concejales no tendríamos que tener todo el peso y la responsabilidad de tomarlas», asegura.

En este sentido, el Ayuntamiento anunció este martes la suspensión del mercado semanal de los jueves desde hoy mismo. En consistorio aclaraba ayer que se trata de una suspensión temporal «a la espera de la evolución epidemiológica de la zona».

Recuerdan que la zona básica de salud de Valencia de Don Juan se encuentra en color naranja con 16 positivos en Covid-19 por prueba PCR, 13 de los cuales se han declarado en la última semana. «Las recomendaciones para los municipios que se encuentran en nuestra situación son restringir al máximo el contacto social, evitar reuniones de más de 10 personas y limitar la exposición en lugares cerrados», señalan. «Consecuentemente, el Ayuntamiento ha declarado el cierre temporal del mercado como han hecho en los últimos días municipios como Boñar, La Pola de Gordón, La Robla, Mansilla de las Mulas, Sahagún o Valderas».

El alcalde expresaba rotundamente hace unos días que «la situación no va a ir a mejor en las próximas semanas. La provincia se está tiñendo preocupantemente de color naranja». El regidor señala que «llegar al punto de transmisión comunitaria (nivel rojo) podría suponer un grave peligro para la salud de las personas más vulnerables de nuestra comarca, nuestros mayores», al tiempo que afirma que «nos encontramos en unas semanas clave, con el comienzo del curso en ciernes, mucha incertidumbre y un preocupante incremento de los positivos detectados. Debemos como administraciones ser prudentes y precavidos en la gestión de los espacios públicos, que son la única competencia municipal, e insistir en la prudencia y precaución a todos nuestros vecinos».

Además Regadera comenta que «somos conscientes de que estas medidas pueden ser controvertidas, incluso parecer injustas o arbitrarias, pero únicamente buscan frenar el avance del virus en nuestra cuidad ya que en este momento es imprescindible para, a la mayor brevedad posible, volver a reactivar la actividad económica».

La suspensión del mercado dependerá de la evolución de los casos positivos