domingo 16/5/21

«No hay territorios sin futuro, sino territorios sin proyecto»

DL12P22F10-18-13-39-5.jpg

El alcalde Gordoncillo hoy y también cuando se gestó y nació el proyecto de la bodega Gordonzello, Urbano Seco, dejó una frase final que resume su intervención: «No hay territorios sin futuro, sino territorios sin proyecto».

El regidor recordó como había surgido la iniciativa allá por el verano de 1990. «Hicimos un estudio histórico y nos dimos cuenta que toda nuestra comarca cuando el viñedo había sido importante, había habido prosperidad económica y asentamiento de población. En cambio, cuando se había abandonado había ocurrido lo contrario, se había perdido riqueza y la gente se iba, incluso con emigraciones masivas».

En aquellos años de principios de la década de los noventa en la zona quedaba poco viñedo, la mayoría mal trabajado. «Queríamos recuperarlo y teníamos una utopía: hacer el mejor vino del mundo y llevarlo a todos los lugares del mundo». Y así, poco a poco, con multitud de reuniones fueron convenciendo a los vecinos para que cedieran sus tierras en beneficio del proyecto de Gordonzello. «Recuerdo ver llorar a gente mayor de la comarca al ver que aquí se volvía a plantar viñedo». El proyecto ha permitido asentar población en Gordoncillo.

«No hay territorios sin futuro, sino territorios sin proyecto»
Comentarios