viernes 3/12/21
Productos de la tierra

El tomate de Mansilla tiñe de rojo las calles de la villa

La tradicional feria que pone en valor este producto se celebró ayer con gran acogida de ventas y acentúa la reclamación de una figura de calidad
Las cajas se fueron vendiendo poco a poco. RAMIRO

Un año más, como cada último domingo del mes de agosto, las calles de Mansilla de las Mulas se han teñido de rojo para acoger la Feria del Tomate, un producto que se abre camino para conseguir una Indicación Geográfica Protegida (IGP) con el objetivo de poner en valor un producto en constante ascenso.

A lo largo de sus puestos instalados en la céntrica Plaza del Grano, en los que se ha ido ofreciendo este afamado producto, se ha podido constatar el elevado número de ventas que se ha conseguido cosechar en esta jornada y que afianzan un poco más las aspiraciones mansillesas de ver como su tomate se coloca en un buen puesto competitivo para el mercado nacional.

Cambios

El tradicional bollo preñao se ha hecho en los bares de la localidad como apoyo a la hostelería

Desde primera hora de la mañana, productores y consumidores han tenido delante un despliegue de tomate característico, alejado de lo que se estila a ver en los supermercados, y con grandes matices dulces al paladar. En concreto, presenta una forma más achatada y un pico característico en la parte baja de fruto. Además, es más blando al tacto y a la hora de ingerirlo es más suave y de piel muy fina. Pero más allá de su forma, achatada e irregular, el sabor dulce es lo que confiere a este producto su característica más reconocible y le confiere un punto a su favor para diferenciarlo de otros tipos de tomate y escalar puestos entre los consumidores de gustos más exquisitos.

Afluencia

Desde primera hora de la mañana los vendedores han notado un gran número de consumidores

José Olmo, presidente de la Promotora de la IGP del Tomate de Mansilla, se muestra «muy contento» con los resultados de esta feria, que pese a celebrarse en medio de unas circunstancias adversas, ha conseguido salir a flote con buenos resultados. «Ha estado bastante bien, no hemos parado de vender durante todo el día», aseguró Olmo, que también incide en que «no sólo se han vendido tomates, sino que se han ofertado otros muchos productos de la huerta como ajos o calabacines».

A las doce del medio día se recogieron muestras para el Concurso de Tomate de Oro y Plata 2021 que fueron entregados a las 13.30 horas a los mejores tomates de la jornada.

mansilla

Las cajas se fueron vendiendo poco a poco. RAMIRO

El tradicional reparto del el bollo preñao, que se repartía masivamente en la plaza, ha sufrido este año un ligero cambio repartiéndose bajo reserva en varios bares de la villa, para favorecer la dispersión de los consumidores de cara a la pandemia y potenciar también de alguna manera la hostelería local, tan malherida durante los últimos meses.

Debido a las circunstancias actuales, las medidas de seguridad han estado presentes en todo momento, contando con una significativa reducción de aforo y puestos, los cuales han tenido que ser debidamente tasados y autorizados, previa solicitud registrada en el Ayuntamiento.

Con la celebración de esta feria, el Tomate de Mansilla vuelve un año más a hacer una completa declaración de intenciones de su capacidad de ventas y su gran acogida entre el público general, para conseguir su ansiada Indicación Geográfica Protegida, la cual conseguiría poner un colchón para los productores, que ven como existe cierta competencia desleal, con tomates que se hacen pasar por Tomate de Mansilla, sin serlo realmente. Con una producción que roza las 400 mil toneladas, en constante crecimiento y con un marcado espíritu de superación, los productores del Tomate de Mansilla demuestran como son capaces de producir y gustar cada vez más.

El tomate de Mansilla tiñe de rojo las calles de la villa
Comentarios