miércoles. 29.06.2022

Durante la vista de ayer prestaron declaración desde el médico de urgencias que atendió al acusado después de los hechos, como el médico psiquiatra y el psicólogo que lo atendieron antes del crimen por su depresión. La médico de atención primaria de Astorga declaró que no advirtió enajenación alguna. «Estaba consciente y colaborador». El psiquiatra de la Clínica de San Francisco que lo evaluó en mayo, cuando cayó en una depresión, no encontró «patología psiquiátrica, solo problemas adaptativos, por lo que le derivó al psicólogo. «Me llamó la atención que acudió a mi por la insistencia de su hija y luego se presentó solo, lo que no es lo normal». «Me dijo que estaba mal por las infidelidades de su mujer, estaba lúcido y coherente, y al no ver patologías mentales le derivé al psicólogo».

Sin trastorno, sólo problemas adaptativos