miércoles. 08.02.2023

«Rusia y la Unión Europea deben acabar ya con este veto absurdo». Así de contundente se ha mostrado la organización agraria UPA en relación con las restricciones impuestas por Rusia a nuestras exportaciones de alimentos. La prohibición, que dura ya casi un año en el caso del porcino y más de seis meses en el resto de productos, ha afectado gravemente al sector primario y a la industria agroalimentaria española.

Los agricultores han pedido explicaciones al Ministerio de Agricultura por las últimas informaciones que demuestran que «algo se está moviendo» en relación con el levantamiento del veto. Altos cargos del Ministerio de Agricultura de Francia han declarado en los últimos días que esperan reiniciar las exportaciones en marzo. Incluso se ha comentado que seis países de la Unión Europea se perfilan como los primeros en poder exportar porcino a Rusia, entre los que no se encuentra España. Se trataría de Francia, Italia, Alemania, Hungría, Holanda y Dinamarca.

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, por su parte, pidió en el Consejo de Ministros del ramo en Bruselas que la Comisión Europea «siga vigilando el impacto del veto ruso en los mercados» El impacto es alto», le aseguran los productores a Tejerina. «Además de vigilancia, necesitamos soluciones y que el veto termine ya en toda la Unión», aseguran. En ese sentido se expresó ayer Phil Hogan, el comisario de Agricultura de la UE, que apostó por una solución conjunta para todos los países.

UPA teme que España quede fuera del fin del veto ruso
Comentarios