domingo 23.02.2020
ASISTENCIA SANITARIA

Valderrey asume el traslado de los vecinos que no tienen consultorio

Consultorio médico del municipio de Valderrey ubicado en Castrillo de las Piedras. DL
Consultorio médico del municipio de Valderrey ubicado en Castrillo de las Piedras. DL

La falta de atención médica en los pueblos regulada por la normativa que establece que los consultorios locales de menos de 50 cartillas no pueden estar abiertos ha hecho que muchos ayuntamientos hayan puesto cartas en el asunto para poder prestar a sus vecinos el derecho a la sanidad que tienen como cualquier otro habitante que reside en la ciudad.

 

Un claro ejemplo de ello es el consistorio de Valderrey, que desde hace más de diez años lucha porque sus vecinos tengan un servicio de sanidad digno. Después de que los consultorios de las pedanías de Valderrey, Matanza, Bustos, Cuevas, Curillas y Tejados tuvieran que cerrar por contar con menos de 50 cartillas, el ayuntamiento puso un marcha un servicio de transporte costeado con fondos propios para que los vecinos de estas localidad pudieran acudir al menos una vez a la semana al consultorio municipal ubicado en Castrillo de las Piedras.

 

De esta forma, desde hace diez años los vecinos del municipio de Valderrey tienen cada miércoles de la semana la posibilidad de acudir al centro médico en un autobús que cuenta con un total de 26 plazas. Un servicio prestado por una empresa de transportes y que cuesta anualmente al ayuntamiento a 6.000 euros; puesto que no cuenta con ninguna subvención de la Junta de Castilla y León porque «sostienen que no es obligación del ayuntamiento poner este servicio y dicen que ellos no tienen por qué sufragar el coste», explica el alcalde de Valderrey, Gaspar Miguel Cuervo.

 

De esta forma, desde el consistorio ofrecen a todas aquellas personas que no tengan ningún medio de transporte la posibilidad de recibir atención médica. Asimismo, con el paso del tiempo el ayuntamiento ha ido dotando con mejores aparatos al consultorio de Castrillo de las Piedras para que puede dar un servicio médico más amplio. Para ello, han adquirido una maquina del control del sintrom ofreciendo a todos los vecinos esta atención en el consultorio municipal y pudiendo ir en un autobús que les recoge en su municipio y evitándoles tener que ir a Astorga pagándose un taxi para poder realizar el control del sintrom.

 

Además, también han comprado una electrocardiógrafo, un equipo de oxigenoterapia, un otoscopio, un desfibrilador o un maletín de reavivación, con la intención de ofrecer mejor servicio a sus vecinos. Todo ello, por un importe de más de 8.000 euros y como el transporte, sin ninguna ayuda económica por parte de la Junta de Castilla y León.

 

«Lo hemos comprado porque queremos darle a nuestros vecinos la asistencia sanitaria de calidad que se merecen», asevera Cuervo, que apunta «debería ser la Junta la que se preocupase de dar este servicio y esta dotación en lugar del ayuntamiento. De hecho, les estamos ahorrando dinero».

 

Un servicio de transporte al médico que unas semanas es más usado que otras por los vecinos del municipio, «pero los servicios básicos son un derecho y no se pueden medir en función de la gente que los utiliza», explica el alcalde, que cree que el plan de concentración de consultorios de la Junta es una «chapuza» y una copia «mal hecha» del sistema que ellos utilizan.

La Plataforma Pro Sanidad tratará de evitar el cierre de consultorios

Los consultorios atenderán con cita y el de referencia sólo de lunes a viernes 

Sanidad rectifica, no cerrará consultorios rurales ni el enfermero sustituirá al médico

León rechaza el plan de la Junta de suprimir los médicos de los consultorios rurales

Valderrey asume el traslado de los vecinos que no tienen consultorio