lunes. 05.12.2022

El viaje de vuelta de la Mantequera Leonesa

Esta raza autóctona de León entra en el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España tras 10 años de trabajo para su recuperación

Una reserva de 450 ejemplares en el oeste de la provincia, punto de arranque para relanzar la especie

                      ‘Navarra’, uno de los ejemplares de Mantequera Leonesa que componen la reserva de la nueva etapa de esta raza. L. F. DE LA FUENTE
‘Navarra’, uno de los ejemplares de Mantequera Leonesa que componen la reserva de la nueva etapa de esta raza. L. F. DE LA FUENTE

La Mantequera Leonesa vuelve a ocupar su lugar en mapa ganadero de España. La Comisión Nacional de Zootecnia celebrada el martes en el Ministerio de Agricultura reconoció como raza bovina a la Raza Mantequera Leonesa a propuesta a propuesta de la Junta de Castilla y León y entra por la puerta grande en el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España.

Diez años de que un grupo de ganaderos iniciara la gesta de recuperar esta raza cuya reserva genética se refugió en el oeste de la provincia —desde Omaña, Babia y Laciana al Bierzo y Cabrera— se ha logrado el primer objetivo en el que ha tenido un papel relevante el Centro de Reproducción y Selección de Razas Ganaderas (Censyra), de Boñar.

Con la participación del departamento de Producción Animal de la Facultad de Veterinaria de León, se puso en marcha el proyecto en el que han trabajado técnicos del Censyra, de la sección agraria comarcal de Ponferrada y del grupo de investigación sobre mejora genética animal de la Universidad de León que junto con los ganaderos de la Asociación para la recuperación de la raza bovina Mantequera Leonesa han realizado los trabajos que han conducido a la elaboración de la memoria presentada para su reconocimiento.

Todos a una

Apoyo institucional sin fisuras, alta calidad técnica e implicación de una quincena de cabañas

La incorporación al Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España es el primer paso para poder lograr el reconocimiento oficial de la asociación y la aprobación del programa de cría que permitirán avanzar en la conservación de la raza. Los trabajos han estado coordinados por el genetista Luis Fernando de la Fuente con la participación de los directores del Censyra, Juan Carlos Boixo y Tomás Mantecón. «Estamos emocionados, no ha sido nada fácil que la Mantequera Leonesa sea reconocida otra vez como raza», aseguró el presidente de Armale (Asociación para la Recuperación de la Mantequera Leonesa), Benedicto González. La implicación de las instituciones «ha sido muy relevante, no porque nos hayan dinero, sino por el apoyo de técnico de calidad que nos han prestado y que ha culminado en la inclusión en el catálogo desde ayer», subrayó. Además de las reseñadas, la Diputación provincial aporta 270.000 euros en tres ejercicios (2021 a 2023) para los trabajos de la asociación.

                      Mantequeras leonesas en el Censyra de Boñar. L. F. DE LA FUENTE
Mantequeras leonesas en el Censyra de Boñar. L. F. DE LA FUENTE

La Mantequera fue una de las primeras razas de bovino españolas y puntera a nivel europeo. «Fue seleccionada a principios del siglo XX por su riqueza grasa para la producción de mantequilla, con el impulso de la Escuela de la Fundación Sierra Pambley en Villablino. En 1933, había en la provincia 26 mantequerías que se nutrían de la Mantequera», explica el profesor de la Universidad de León.A partir de los años 50, empezó a orientarse a la producción de carne debido a que cayó el interés por la mantequilla y para leche no era rentable por su menor producción. Se creó la raza Mantequera Leonesa, en unión con otras razas afines de la provincia. Posteriormente, quedó desplazada por razas foráneas, como la parda alpina.

Nunca llegó a ser declarada como extinguida, porque no existe una lista oficial de razas que se extinguen, pero dejó de aparecer en los catálogos y tampoco fue incluida después de la Cumbre de Río sobre la biodiversidad. La base genética ha sido fundamental para conseguir la acreditación, ya que se ha realizado un estudio en profundidad de todos los animales localizados para su comparación con razas limítrofes de forma que pudiera asegurarse la «variabilidad genética y su viabilidad», explica el ganadero.En total, 450 ejemplares, repartidas entre 15 ganaderías y el Censyra, con un mayor o menor grado de pureza avalan el informe presentado a la Comisión de Zootecnia. Son los animales que han servido para «rehacer el camino» de la Mantequera Leonesa. Pero puede haber más. . «Sin los ganaderos no se hubiera conseguido», aseguró el profesor de la Fuente, al recordar el intento fallido que llevó a cabo la Universidad de León en los años 80 y que no tuvo eco en los ganaderos. Los tiempos han cambiado..

El viaje de vuelta de la Mantequera Leonesa
Comentarios