viernes 10.04.2020

LA ASIMETRÍA PUNK DE LA REINA

Poderío en el Congreso. La reina Letizia llegó regia, de blanco y negro, de vestido en picos y capa española al acto oficial de apertura de la legislatura. Y con tachuelas...

Descendió del coche con gesto serio, y mantuvo ese semblante durante casi todo el acto protocolario de apertura de la decimocuarta legislatura. Llegó regia, en blanco —uno de sus colores fectiche— y negro. Cubierto un vestido asimétrico con una capa corta con cuello en pelo. Un diseño de Carolina Herrera, una de las firmas habituales en su vestidor.

Deslumbró la reina con su capa española. Con ella cubría un vestido en tono crudo, de largo asimétrico, cuello a la caja con el corte vivo y con una ligera abertura, un modelo que estrenó en el Congreso de los Diputados y que conjuntó con unos fabulosos pendientes que también lució la reina Sofía en otra ocasión.

Un bolso pitón con tachuelas símbolo de la estética punk y unos stilettos del mismo estampado pusieron las notas más modernas y de fantasía a un conjunto sobrio.

  El rey, clásico y elegante, acudió con la reina Letizia y sus hijas en su quinta visita al Congreso desde 2014: entre ellas las de su proclamación como rey ese mismo año y la apertura solemne de la XII legislatura en 2016.

La princesa Leonor y la infanta Sofía llegaron al Congreso con dos abrigos idénticos de Carolina Herrera. Una vez allí y sin las prendas de abrigo, la Princesa de Asturias mostró su traje de tweed en rojo, que lució durante la entrega de los Premios Princesa de Girona.

Leonor se suma a la tendencia de reutilización de prendas que ya es habitual en su madre, la reina.

La infanta Sofía apostó por un vestido beige de cuadros grandes en negro y un vestido ceñido al talle con una lazada, que acompañaba con unas slippers negras.

En una edad adolescente, las dos hermanas dejaron atrás las trenzas en su peinado y lucieron su melena suelta. Cada una marcando estilo propio.

LA ASIMETRÍA PUNK DE LA REINA