jueves. 02.02.2023
|||| La categoría SUV está de moda. Lo que a principios de los noventa era solamente un «mercado de nicho», el de los 4x4 más o menos drásticos, se está convirtiendo en toda una referencia comercial europea. Los 4x4 representan ya más del 6% del total de turismos matriculados, superando ampliamente el millón de unidades. Este de 2007 se presume como el año de eclosión SUV. La mayoría de fabricantes generalistas (los especialistas ya las tenían) cuentan, o contarán en breve, con este tipo de realizaciones en sus catálogos. La llegada de los Tres mosqueteros : Peugeot 4007, Citroën C-Crosser y Mitsubishi Outlander... todos para uno ... salpimentarán un mercado cada día más ávido de «algo diferente». Los tres con evidente parecido estético (sobre todo en la zaga), aunque es verdad que trufados con las pinceladas que cada cual aporta de su propia cosecha (en el frontal) y todos con vanguardistas aplicaciones tecnológicas. El acuerdo entre galos y nipones, que comenzó a fraguarse a principios de 2005 y que se plasma ahora en estos tres modelos, permite a PSA (Peugeot Citroën) acceder a la tecnología «integral» de la mano de uno de los más reputados constructores del sector (Mitsubishi Motors Corporation) y, a su vez, los nipones de MMC pueden ampliar mercado con su plataforma «GS» (4,64 metros) que, además de en el Outlander, se montará en la futura berlina Lancer. Los tres coches están realizados en acero, aunque con el techo de aluminio (clara herencia de competición, actividad que los tres fabricantes cultivan) lo que propicia unas condiciones dinámicas, por rebaja del centro de gravedad, se diría inéditas en el segmento de militancia. El Grupo PSA interviene en el proyecto, además de con aportaciones mecánicas diesel de última generación (por mucho que «Mitsu» prefiera confiar en el bomba-inyector de VW), también en las uniones al suelo (tradicional especialización de Citroën) adaptando al gusto francés elementos de frenado, dirección, suspensiones, tren trasero y neumáticos, al objeto de conseguir un perfecto compromiso entre estabilidad y confort en asfalto, mientras Mitsubishi aporta su contrastada experiencia en 4x4. Además de la generosa «boca frontal», que viene definiendo a los Peugeot de última hornada, con la denominación 4007, se adopta el doble cero central que el fabricante reserva a sus modelos de «filosofía» inédita. Mientras Citroën, con el C-Crosser, hace hincapié en la «C» que, con diferentes guarismos, viene también definiendo a sus más recientes fabricados. Mitsubishi tampoco ha tenido que romperse mucho la cabeza... Outlander sigue manifestando los genes de un 4x4 que tampoco tiene demasiado que explicar, ni demostrar, a los incondicionales. Los sobredimensionados parabrisas, que conjugan una aerodinámica forma fluida con el techo del vehículo hasta rematar en una trasera con portón de doble apertura, vienen a ser otras de las señas de identidad de estas tres nuevas realizaciones. Su interiorismo, muy fácil de modular, viene determinado por la capacidad para 7 plazas, con una tercera fila de dos asientos escamoteables bajo el piso del habitáculo, lo que propicia que cuando estos no se necesitan, nuestrso tres protagonistas hacen gala de un maletero tan «panorámico» como aprovechable. En su primera fase de lanzamiento, tanto el C-Crosser como el 4007 adoptarán el nuevo turbodiesel de PSA 2.2 HDI de 156 CV (38,6 metros/kilo de par) unido a una caja manual de 6 velocidades y que puede funcionar hasta con un 30% de biocarburante (Diester) para reducir al máximo las emisiones contaminantes. |||| La localidad riojana de Ezcaray será escenario, este próximo fin de semana, del primer encuentro nacional de vialidad invernal en el marco de la feria «Carretera y nieve», un certamen enfocado a los profesionales del sector y también al público en general que podrá acceder a diversas actividades relacionadas con el automóvil y el invierno. Se expondrán en la muestra los planes de vialidad invernal de diferentes zonas geográficas, tanto españolas como extranjeras, a fin de dar a conocer los más destacados aspectos técnicos actuales, referidos a medios disponibles en el mercado para una adecuada gestión invernal de las redes viarias (vehículos quitanieves, cuñas, sistemas de aspersión de salmuera) con un módulo de talleres técnicos en el que los asistentes a la concentración podrán ver el funcionamiento de las herramientas y sistemas de actuación invernal. Los asistentes podrán participar, sin perder la referencia técnica del encuentro, en otra serie de actividades lúdicas: concurso de colocación de cadenas y demostración de neumáticos de nieve, cursillo de conducción sobre firme deslizante, exhibición «Big Foot», concentración de vehículos 4x4, mesa de debate abierto. (Portal Carretera y Nieve www.carreteraynieve.org). Con una longitud total de 25.415 kilómetros, la Red de Carreteras del Estado cuenta con 9.456 Km. de carreteras de gran capacidad (el 37% de la red), repartidos en 2.163 Km. de autopistas de peaje y 7.302 Km. de autovías o autopistas libres. El 63% restante (15.950 Km.) corresponden a carreteras convencionales. Para atender la vialidad invernal en la Red, la campaña 2006/2007, con un presupuesto de 42,16 millones de euros, destina 827 quitanieves de empuje y 36 quitanieves dinámicos. La capacidad de almacenamiento de fundentes alcanza las 137.583 toneladas, distribuidas en 281 almacenes y 336 silos. El consumo previsto se sitúa en torno a las 160.000 toneladas.

Uno para todos¿ Carretera y nieve en La Rioja
Comentarios