sábado 21/5/22

La tallas de la Madre Dolorosa y San Juan han escenificado el acto del Encuentro en la plaza Mayor. Es el momento cumbre de la Semana Santa leonesa.


Con menos público que en las últimas ediciones (la plaza no se ha llenado como era habitual, ni siquiera en los balcones privados) el cortejo procesional ha pasado por la carrera al estilo sevillano, con las sillas enfrentadas para focalizar la visión en el centro. Solo las dos figuras que cierran el desfile se han quedado en el centro. A diferencia de anteriores ediciones, donde el acto se hacía a las puertas del antiguo Consistorio, esta vez se ha desarrollado en el centro de la plaza.


A las 10.09 se ha iniciado el ritual, precedido por el sermón del obispo, Luis Ángel De las Heras. El presidente de las Cortes, el leonés Carlos Pollán se encuentra entre las autoridades presentes, junto al teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Julio Gutiérrez y al intendente jefe de la Policía Local, Miguel Ángel Llorente Pellitero.


La Dolorosa ha entrado en la plaza vestida totalmente de negro a sugerencia de Amparo Blanco, esposa del abad del Dulce Nombre de Jesús Nazareno, que ha homenajeado así a las víctimas de pandemia y de la guerra. Ha sido también un recuerdo a su madre , recién fallecida.


Ángel Julián Diéguez, secretario de JHS, presentó al obispo antes de pronunciar su alocución: “Es momento de encuentros renovadores en tiempos de aflicción”, dijo. “El amor de Dios nos invita a superar cualquier desencuentro “.

El Encuentro, siempre El Encuentro
Comentarios