domingo. 25.09.2022

El Ministerio de Sanidad prepara una reforma del real decreto que regula la prestación a la interrupción voluntaria del embarazo para que los abortos que se realicen hasta la semana novena de gestación sean por métodos farmacológicos y evitar así la «saturación» de las instalaciones quirúrgicas en el sistema público.

El ministerio que dirige Salvador Illa ha iniciado una consulta pública previa del proyecto de modificación del real decreto de garantía de la calidad asistencia de la prestación a la interrupción voluntaria del embarazo que finaliza el próximo 4 de febrero y que busca solucionar «dos problemas» que se han observado en Los últimos años.

El primero de ellos es «la saturación de las instalaciones quirúrgicas en el sistema público que hacía que la demanda se reorientara hacia el sector privado» que, según Sanidad, consiguió que más del 85 % de las interrupciones voluntarias del embarazo se realizaran en instalaciones privadas costeadas por el Sistema Nacional del Salud (SNS) a través de las comunidades autónomas.

Abortos con fármacos
Comentarios