jueves 19/5/22

El Principado de Asturias, que se encuentra desde el pasado domingo en riesgo alto por los indicadores de ocupación hospitalaria, ha decidido mantener la recomendación del uso de mascarilla en interiores y ampliar la realización de pruebas diagnósticas para detectar la covid-19 en personas menores de 60 años a partir del criterio de los médicos que las atiendan.

La realización de dichas pruebas estaba hasta ahora restringida, en aplicación de la vigente estrategia contra la pandemia, a los mayores de esa edad, pacientes inmunodeprimidos y personal sanitario y de residencias.

El objetivo es que, ante cualquier síntoma valorado por un profesional clínico, y aunque no cumplan esos requisitos, se solicite la realización de una prueba que permita detectar rápidamente la enfermedad sin necesidad de estar «ante un grave caso de infección», según ha anunciado este jueves en rueda de prensa el jefe del Servicio de Vigilancia Epidemiológica del Principado, Mario Margolles. El Gobierno asturiano ha optado por extremar lo previsto en la normativa vigente a nivel nacional para combatir la pandemia después de que el Principado entrara el pasado domingo en situación de riesgo alto por el elevado número de pacientes hospitalizados durante las tres últimas semanas.

Asturias amplía pruebas y pide mantener el cubrebocas
Comentarios