miércoles 18/5/22

Los materiales investigados son un vidrio sodocálcico y una arcilla llamada caolín que se modificó para agregarle unas nanopartículas de plata y de óxido de cobre que pueden desactivar la capacidad de infectar del virus. El vidrio y el caolín al entrar en contacto con virus, entre ellos el covid, provocan una reacción físico-química que impide el crecimiento del virus y lo termina «asfixiando».Estos materiales son capaces de inhibir significativamente el crecimiento microbiológico, tanto de origen bacteriano, como de hongos, pero ahora se han probado con éxito contra los virus. Otra de sus grandes ventajas es que son perfectamente compatibles con los seres vivos y el medioambiente. El caolín ya se empleó como antiséptico en la antigüedad. Sus propiedades beneficiosas para detener procesos inflamatorios en tejidos y desinfectar heridas fueron descritas por primera vez por Hipócrates.

Baratos y no contaminantes
Comentarios