sábado 28/5/22

El desarrollo de nuevas vacunas contra el virus de la influenza, causante de la gripe, es uno de los temas estrella de las XIII Jornadas de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, que se celebran hasta hoy en el Palacio de Exposiciones y Congresos de León. El doctor Adolfo García Sastre, director del Instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes de la Escuela de Medicina Icahn, del Monte Sinaí de Nueva York (EE.UU.), trabaja desde hace años en una vacuna universal contra la gripe que brinde protección frente a diferentes cepas del virus.

«La realidad es que la eficacia de la vacuna de la gripe no es óptima por diferentes razones. Los virus influenza, causantes de la gripe, tienen una gran capacidad para mutar y generar cepas y variantes diferentes en poco tiempo. Las vacunas contra la gripe se formulan todos los años para que coincidan con las cepas circulantes del virus en ese momento. Cuando se producen desajustes entre la formulación vacunal y la cepa del virus circulante, la eficacia de la vacuna disminuye mucho», ha explicado el doctor García Sastre.

Antes de la irrupción del Sars-Cov-2, la OMS señalaba el riesgo de una pandemia de gripe como uno de los principales retos a los que se enfrentaba la salud mundial y cada año los servicios sanitarios de todos los países se veían tensionados con la llegada de la temporada de gripe. Este riesgo sigue presente, razón por la que en todo el mundo se desarrolla un enorme esfuerzo investigador para conseguir el hito de una vacuna universal.

«Varios grupos de investigación estamos trabajando por una vacuna mejorada que sea capaz de ofrecer protección no solo contra la gripe circulante sino contra gripes futuras, tanto pandémicas como estacionales a pesar de los cambios que sufran», explicó Sastre.

El doctor Sastre enfatizó la importancia para la salud pública de la gripe, a pesar de que, en los dos últimos años, como consecuencia de las medidas de protección frente al virus de la covid (mascarillas, distancia social, cierre de escuelas…), su incidencia se ha reducido.

«El virus Sars-Cov-2 ha provocado hasta ahora 6 millones de muertes en todo el mundo pero el de la gripe provoca 5 millones de muertes en 10 años», ha señalado. Y ha añadido que su impacto podría llegar a ser igual que el de la covid si emerge un virus de la gripe pandémico.

De ahí, el interés en disponer de mejores vacunas contra este patógeno y de seguir utilizando la vacunación anual que «aunque no es perfecta reduce la probabilidad de transmisión del virus y de sufrir enfermedad severa. Vacunarse cada año de la gripe sigue siendo lo más adecuado», sentenció García Sastre.

Buscan una vacuna universal para la gripe ante futuras plagas víricas
Comentarios