jueves. 18.08.2022

Superada la fase aguda y reducidos, gracias a los esfuerzos de sanitarios y científicos, el porcentaje de casos graves y sobre todo el número de fallecimientos, el gran problema que deja en herencia la pandemia de coronavirus es determinar el volumen de pacientes con covid persistente y la clase e intensidad de sus secuelas. Un paso indispensable para que el sistema sanitario diseñe y articule una respuesta frente a lo que parece que durante años será uno de los más graves problemas de salud.

Un grupo de investigadores de Países Bajos ha aportado un notable avance en esta pelea por cuantificar la prevalencia y las características del covid duradero. El trabajo liderado por la profesora Judith Rosmalen, de la Universidad de Groninga, concluye que el 12,7%, uno de cada ocho de los infectados por SARS-CoV-2, mantiene al menos ocho meses después del diagnóstico del contagio una secuela permanente de la enfermedad, según los resultados publicados en la prestigiosa revista científica ‘The Lancet’.

Esta prevalencia, traslada a la realidad española, apuntaría a que más de un millón de españoles sufrirían alguna clase de covid persistente, una proporción que, si se puede confirmar, debería encender las alarmas de los responsable sanitarios dada la enorme dimensión del problema.

Uno de cada ocho infectados sufre Covid persistente
Comentarios