viernes. 03.02.2023
El objetivo es que ahorro y eficiencia energética se introduzcan en la gestión de sus oficinas

Una campaña ayuda a disminuir el consumo energético en las empresas

Estableciendo prácticas sostenibles se puede lograr hasta un 50 por ciento de ahorro

león

La organización ecologista WWF ha presentado la campaña de OFFicinas Eficientes para que las pequeñas y medianas empresas, administraciones y organizaciones del tercer sector puedan contribuir a reducir las emisiones de CO

2

en sus centros de trabajo. El objetivo es que el ahorro y la eficiencia energética se introduzcan como elementos principales en la gestión global de sus oficinas, dando así un paso más para sumarse al reto de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y combatir el cambio climático.

A través la Guía de Ahorro y Eficiencia Energética en Oficinas, las empresas y organizaciones podrán conocer cuál es el mejor camino para implantar un plan de ahorro y eficiencia energética en sus centros de trabajo. Con ella se pretende definir una serie de medidas para reducir sus consumos energéticos y, por lo tanto, las emisiones de dióxido de carbono debidas a la actividad diaria de sus oficinas. El manual se complementa con una herramienta informática que facilita el inventariado de los consumos energéticos y de emisiones. Además, permite conocer el ahorro potencial (en términos económicos, de energía y emisiones de CO

2

) que se puede obtener adoptando algunas de las principales medidas de ahorro y eficiencia energética contempladas en la Guía.

Según ha afirmado Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, «esta campaña se presenta en un momento clave para la sensibilización ciudadana ante el cambio climático. Se acaba de clausurar la COP 14 y entramos en el año definitivo para definir una nueva situación sobre emisiones de dióxido de carbono hasta el año 2020».

La Guía y la herramienta informática de consumos y emisiones pueden descargarse desde la web www.officinaseficientes.es, una página en la que también se puede ver un vídeo que muestra las pequeñas buenas prácticas energéticas que cada trabajador puede realizar en su puesto de trabajo para ayudar a reducir el consumo de energía en la oficina.

Consejos

Como el consumo de energía supone la mayor partida del gasto en la oficina, estableciendo prácticas sostenibles se puede lograr hasta el 50% de ahorro. Así, se deben configurar los ordenadores en ahorro de energía y apagarlos, al igual que impresoras y otros aparatos eléctricos, al finalizar la jornada de trabajo. Recuerde que los equipos también consumen energía cuando están apagados, por lo que es deseable desconectar también el alimentador de corriente; que los monitores de pantalla plana consumen menos energía y emiten menos radiaciones, y que los ordenadores portátiles son más eficientemente energéticos que los de mesa. Además, procure evitar el uso del fax térmico, ya que consume más energía y el papel no puede reciclarse.

Para reducir el consumo de papel (todavía puede suponer hasta el 90% de los residuos de una oficina), es recomendable evitar su uso siempre que sea posible (guardar los documentos en formato digital, optimizar el número de copias necesarias, compartir información en lugar de generar copias para cada persona, aprovechar las posibilidades del correo electrónico); utilizar papel reciclado; evitar imprimir documentos innecesarios; comprobar antes de imprimir los posibles fallos y mejoras del documento; utilizar el papel por las dos caras; reutilizar el papel impreso sólo por una cara para imprimir borradores, cuadernos de notas, etcétera, o reciclar el papel inservible.

Una campaña ayuda a disminuir el consumo energético en las empresas
Comentarios