viernes 20/5/22
casado
La consejera de Sanidad, Verónica Casado. NACHO GALLEGO

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, advierte de que no hacer nada ante el grave problema que tiene la atención primaria en la Comunidad, tanto en el ámbito urbano como el rural, puede llevar a que haya personas sin médico y centros de salud de tamaño importante en riesgo.

En una entrevista con la Agencia Efe, la consejera sostiene que aunque se está hablando de los problemas de la atención primaria rural, la crisis alcanza también a la urbana, que está sobremasificada con listas de espera que pueden ser de hasta siete e incluso diez días.

Los problemas son distintos y las soluciones también, explica Casado, quien afirma que no puede dejar que lo que ha sido su vida durante 30 años, esa atención primaria en la que ha trabajado, "desmantelada" y "no apuntalada".

Casado cree que el "ruido" que había desde los municipios sobre las medidas planteadas sobre la reordenación sanitaria ha disminuido, debido a que se ha mejorado el acceso mediante cita previa con el contrato de más auxiliares y "buzones" para devolver la llamada si el paciente no puede contactar. "Ésto está mejorando", percibe.

Eso sí, incide en que la solución al problema en el medio rural pasa por la cita previa. Sin ella, no la habrá.

"Tenemos que garantizar, no la apertura o no del consultorio, sino la atención de ese paciente que se hará en el centro de salud, el consultorio o en su propio domicilio", anticipa.

Los puntos calientes de difícil cobertura

Castilla y León tiene 2.300 médicos de familia, de los cuales 1.300 en el medio rural, y en los próximos cinco años se van a jubilar más de mil y la Comunidad sólo va a poder formar a 600, un problema de profesionales que está en el fondo de la solución tanto en la Comunidad como en España.

Los cambios que se plantean para reordenar esos recursos en la Comunidad están generando "ruido" y "resistencias", ya que hay quien "prefiere no perder media hora de asistencia en precario en lugar de organizar el sistema y ofertar cinco días en centros mejor dotados y bien comunicados", analiza la consejera.

Y no sólo hay resistencias en los alcaldes, sino "en los profesionales que viven bien con cincuenta tarjetas y les estás diciendo que tiene que tener trescientas", arguye.

Hay más oferta de trabajo para médicos que demanda, lamenta la consejera, quien advierte de que se están generalizando los puntos de difícil cobertura de médicos de familia en la Comunidad, "puntos calientes" que en estos momentos están en el Bierzo, Zamora, Norte de Palencia, Norte de Burgos, Valladolid Oeste y Segovia.

La respuesta es más fácil en los lugares donde hay médicos por encima de la media, donde sólo hay que reordenar, que en otros en los que como el Bierzo casi tienen que captar "a lazo" a esos profesionales que necesitan dado que no se presenta nadie la oferta que se plantea.

"Hay una guerra entre comunidades" para hacernos con profesionales, aunque tenemos "un pacto de no agresión", refiere Casado, quien explica que la Comunidad está entre las cinco primeras en lo que paga a sus profesionales.

Por ello, junto a los sindicatos, tratan de ver cómo se incentiva a los sanitarios que ante la falta de médicos tengan que acumular o asumir otras demarcaciones. Se trata de que si no se encuentran refuerzo que se les reconozca de alguna manera el problema y se les remunere, anticipa la titular de Sanidad.

El plan de Aliste: es el de los alcaldes

En cuanto a una de las soluciones que se puso sobre la mesa para abordar los problemas en la sanidad rural, el Plan de Aliste, en referencia a la zona zamorana a la que afecta, la consejera explica que sigue ahí y es una opción para las áreas que tengan similares características de dispersión que requieran de subcentros intermedios.

Casado explica que los propios alcaldes de la zona modificaron el plan de la Junta e hicieron concejos abiertos para ver como se concretaba un plan que parte de un centro de salud y varios consultorios dispersos, para lo que se buscaron subcentros de salud, bien comunicados, con dos médicos al frente, cada uno con 400 cartillas, lo que permiten organizarse.

Casado se imagina una PNL en la que se apoye por unanimidad su plan de reordenación y refuerzo

La consejera incide en que el "ruido" sobre su plan de reordenación de la atención primaria rural y el refuerzo de la urbana ha bajado bastante, por lo que es capaz de imaginarse que llega a las Cortes una Proposición no de Ley que respalda esa planificación, y sale por unanimidad, cuando hace pocas semanas fue rechazada por el PSOE, el PP y Cs se abstuvo. Cuestión de ruido, zanja

Casado: "No hacer nada nos lleva a personas sin médico y centros en riesgo"
Comentarios