martes 29/9/20
Crisis por el coronavirus

Castilla y León no prohibirá fumar

El vicepresidente Francisco Igea asegura que estará permitido en espacios públicos si se mantiene la distancia

Fernando Simón apoya una prohibición a nivel estatal

Una mujer fumando en la terraza de un bar en el centro de la ciudad de A Coruña. CABALAR
Una mujer fumando en la terraza de un bar en el centro de la ciudad de A Coruña. CABALAR

La mayoría de las comunidades estudian prohibir fumar en calles y terrazas si no se cumple la distancia física de seguridad, como ayer hizo Galicia y hoy ha decidido Canarias, una medida «a favor de la salud pública» que aplauden los expertos para contribuir a frenar la expansión del coronavirus.

Galicia fue la primera comunidad que, desde la madrugada de este jueves, vetó el tabaco en la vía pública y espacios al aire libre, incluidas las terrazas, si no se cumple con la distancia de dos metros por la concurrencia de personas o las dimensiones del lugar.

Una petición, que ha han reclamado en los últimos meses las sociedades médicas para el control de la pandemia, y que hoy acordó también el Ejecutivo de Canarias ante el incremento de casos positivos de coronavirus.

Petición demandada
Los médicos llevan meses reclamando la prohibición con el fin de controlar la pandemia de coronavirus

Tras la decisión de estas comunidades, la mayoría de territorios también sopesa llevarla a cabo, como la Comunidad de Madrid que prohibiría fumar en la vía pública «sin ningún género de duda» si no se puede cumplir con la distancia de seguridad, que ahora es solo una recomendación.

En Castilla y León, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, aseguró que en la comunidad se puede fumar siempre y cuando se respete la distancia de seguridad de dos metros. «Uno solo puede quitarse la mascarilla para beber o comer», recordó Igea.

No obstante, la Junta anunció que va a dar instrucciones para que las fuerzas de seguridad sean «lo más estrictas posible» en el cumplimiento de las normas dictadas que afectan a las terrazas y que implican que si no hay distancia social únicamente se puede retirar la mascarilla para beber o comer, no para fumar.

Asimismo, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, remarcó que más que una cuestión sobre el tabaquismo, que aconsejó abandonar, se trata de un asunto de distancia social y del factor de transmisión que puede asociarse a esta práctica.

Medidas más estrictas
La Junta de Castilla y León dará instrucciones para controlar las restricciones de seguridad

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), Fernando Simón, valoró la prohibición de fumar en las calles fijada por Galicia y Canarias para luchar contra el Covid-19 si no se puede mantener la distancia de seguridad, y avanzó que «si es necesario, se hará» una medida a nivel nacional que homogeneice esta prohibición en toda España.

En rueda de prensa este jueves, el epidemiólogo resaltó que, al trabajar en el Ministerio de Sanidad, está en contra del tabaco: «Me parece bien que no se fume en ningún sitio nunca». En este contexto, apuntó que la prohibición establecida por algunas comunidades autónomas tienen como objetivo fomentar el uso de mascarillas en la vía pública para reducir el riesgo de contagio.

«Son mecanismos para favorecer la aplicación de las medidas de precaución. Fumar en sí no es una práctica excesiva de riesgo, aunque los fumadores suelen tener más patologías respiratorias. No hay que entrar en más discusión», apuntó el epidemiólogo.

Castilla y León no prohibirá fumar