jueves 1/10/20
Salud y solidaridad

Cepa dona un TAC único en España de un millón a Cardiología

El Hospital de León dará un paso de gigante al incorporar este otoño un revolucionario aparato que en décimas de segundo y con un solo latido fotografía todo el corazón de un paciente y detecta patologías con mínimas dosis de radiología y alta precisión. Sólo funcionan dos en Europa

En un mero parpadeo, que en el caso del corazón se traduce en un solo latido para bombear sangre, el nuevo y revolucionario equipo de Tomografía Computerizada Avanzada (TAC) que incorporará el Hospital de León en otoño, gracias a la donación de la Fundación Cepa González Díez, será capaz de fotografiar en todo su conjunto a ese órgano vital para el cuerpo humano.

Su gran ventaja, salvar vidas e insuflar una mínima dosis de radiación al paciente al obtener las imágenes con una novedosa tecnología de forma muy rápida y muy precisa. Con esta nueva herramienta de 1 millón de euros entregada de forma filantrópica por Cepa se podrán analizar y detectar patologías cardiovasculares más complejas e incluir en el TAC a personas con una frecuencia cardíaca elevada o con trastornos del ritmo.

La importancia del nuevo TAC queda patente al saber que sólo funcionan diez máquinas de ese tipo en el mundo, dos de ellas en Europa (Hungría e Irlanda), lo que convertirá al Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) en todo un referente de la cardiología. Un sector en el que ya destaca bajo las órdenes del jefe del servicio, Felipe Fernández-Vázquez, promotor de la iniciativa que comenzó a fraguarse, según explicó, en 2019. El cardiólogo intervencionista calcula que el aparato permitirá elevar los 120 a 140 estudios de corazón al año que ahora se practican con AngioTAC (angiografía coronaria no invasiva) a más de 2.000.

Más pacientes

«El aparato permitirá elevar los 120-140 estudios de corazón actuales a más de 2.000»

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, se desplazó hasta el Caule para formalizar la donación y reconoció que era «un día muy especial», porque su departamento apuesta por los profesionales y por las herramientas que deben manejar . En ese sentido, el TAC que entrega la fundación Cepa «convertirá al Hospital de León en una referencia en cardiología». El gerente del Complejo Asistencial, Alfonso Suárez, agradeció la adquisición del tomógrafo a la fundación «ya que hará crecer los índices de calidad del Hospital, pasar de la palabra a la acción y dar un salto cualitativo muy importante en el tratamiento y la prevención» de dolencias cardiacas. Por su parte, la directora de Cepa, Nuria Alonso, explicó que el objetivo fundamental de la fundación es «mejorar la vida de las personas que viven más cerca» al ser una entidad «muy arraigada a la tierra leonesa». Hace tres años colaboraron en la restauración del rosetón de la Catedral y el proyecto sanitario se suma ahora en un campo que no habían tocado.

Cepa y la Consejería de Sanidad acordaron la donación a través de un convenio fundamentado en el hecho de que las enfermedades cardiovasculares constituyen una de las primeras causas de fallecimiento y constituyen los objetivos recogidos en el Plan de Salud de Castilla y León para avanzar en la atención a las personas con enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares disminuyendo la morbilidad y la mortalidad.

Referencia mundial

Sólo funcionan diez máquinas similares en el mundo, lo que sitúa en la vanguardia al Hospital

Por eso, la fundación ha querido colaborar en la mejora del equipamiento del servicio de Cardiología del Caule al entregar el equipo de tomografía avanzada de última generación, que es el primero de estas características que se instala en España y el tercero en Europa. Así se implantará en el Hospital un proyecto de excelencia cardiaca (una Unidad de Imagen Cardiaca Avanzada) del que resultarán beneficiados no sólo los pacientes del área de salud de León, sino todos los que sean derivados de otras áreas. La máquina abre nuevas perspectivas en el diagnóstico de la enfermedad de las arterias coronarias, al permitir examinar todo el corazón y las arterias en una décima de segundo.

Entre sus ventajas se encuentra una cobertura completa del corazón, con un detector de 14 centímetros, la adquisición de la imagen en un sólo latido (sin las limitaciones de las alteraciones de la frecuencia y/o el ritmo cardiaco), un tiempo de adquisición medio Cardio-TC de 0.12 segundos, alta resolución espacial en todos los estudios, 280 cortes por rotación, algoritmos que permiten una ultra baja dosis y la realización de estudios no solo morfológicos, sino también funcionales (perfusión dinámica de miocardio).

La tecnología de este TAC se resume en más velocidad y en la creación de imágenes de las partes sanas y enfermas del corazón, que se pueden ver desde cualquier ángulo, de manera que pueden ayudar al médico a localizar problemas en la estructura del corazón y en la forma en que éste bombea sangre.

El software que lleva permite la obtención de imágenes de todo el corazón y el sistema cardiovascular, con una capacidad de trabajo mediante la que se pueden obtener imágenes coronarias sin movimiento y de alta definición, y de un latido a cualquier frecuencia cardiaca con corrección inteligente de movimiento, así como una evaluación cardiaca completa para cada paciente (análisis coronario cualitativo y cuantitativo).

La aplicación de la tomografía computerizada es creciente y ayudará a pacientes con dolor torácico, «que es un síntoma muy común y la causa más frecuente es la cardiopatía isquémica», según recordó Fernández Vázquez, Así se adoptarán las medidas terapéuticas de forma rápida y eficaz sin necesidad de recurrir a pruebas seriadas con inferiores rendimientos diagnósticos.

Otras aplicaciones son la evaluación de la severidad de valvulopatías, especialmente de la estenosis aórtica, una de las enfermedades valvulares más frecuentes en la población anciana y complicaciones tras la implantación de prótesis valvulares; la evaluación preintervención de cardiopatías estructurales, como la implantación percutánea de válvulas aórticas, cierre percutáneo de la orejuela auricular izquierda, reparación valvular percutánea, ablación de fibrilación auricular; la evaluación y diagnóstico de complicaciones en patología infecciosa cardiaca, específicamente la endocarditis infecciosa; la evaluación de masas/tumoraciones cardiacas; y la patología de la arteria aorta.

El impacto del TAC cardiaco en la atención del paciente con patología cardiovascular «es enorme», destacó. Con este nuevo proyecto se espera poder llegar a realizar hasta 12-15 estudios diariamente del corazón, elevando la media española. Fernández-Vázquez ve que esta innovación tecnológica «va a suponer un enorme avance en el diagnóstico de patologías cardiacas muy prevalentes, además de impulsar la docencia y la investigación en esta área de la medicina, lo que va a permitir una notable mejora en la atención cardiovascular de la población». El servicio de Cardiología del Caule se sitúa en la vanguardia del diagnóstico cardiovascular.

Cepa dona un TAC único en España de un millón a Cardiología