domingo 28/2/21

Ciudades en rebelión contenida

Ponferrada respeta, aunque con dudas, la decisión de la Junta de adelantar el toque de queda Astorga tuvo que rectificar su llamamiento a sus vecinos a la insumisión
Las luces de Navidad de Astorga, aún visitables, se apagaron ayer a las 20.00 horas. JESÚS F. SALVADORES

El Ayuntamiento de Ponferrada acató ayer el cierre a las 20.00 horas decretado por la Junta, si bien matizó en un comunicado que era consciente «de la polémica y el malestar» generados por la decisión de la administración autonómica de ampliar el toque de queda. «Todas las ponferradinas y los ponferradinos deben tener en cuenta que debemos respetar esa decisión, porque se trata de una norma vinculante publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León y que es de obligado cumplimiento», remarcó el Consistorio de la capital del Bierzo, que en la misma nota matizó que «no corresponde al Ayuntamiento de Ponferrada ni a ninguno de sus órganos (Alcaldía, Junta de Gobierno, etc.) decidir si esa norma va más allá de lo que permite el Decreto del Estado de Alarma promulgado en su día por el Gobierno de España. Eso deberá hacerlo un tribunal de Justicia y, en tanto la Justicia se pronuncie, solo nos queda dar cumplimiento a esa norma con absoluta lealtad institucional», significó.

Del mismo modo, la Policía Municipal de Ponferrada, «como ha hecho siempre desde el inicio de la pandemia», señalaron las mismas fuentes del Ayuntamiento que preside Olegario Ramón, antes de proceder a sancionar a quienes incumplan, «llevará a cabo una labor pedagógica de explicación de la nueva situación».

«Por tales motivos, el Ayuntamiento de Ponferrada pide a todas las ponferradinas y ponferradinos la máxima comprensión, respeto y acatamiento de las normas en una situación de enorme dificultada para todos», finaliza.

Olegario Ramón
Encomienda a la Policía Local que antes de multar expliquen a los vecinos la nueva situación

Por su parte, el alcalde de Astorga, Juan José Alonso Perandones, mandó ayer un comunicado en el que recordaba que el propio Gobierno central había manifestado que la Comunidad carece de competencia, según las atribuciones delegadas, para limitar la circulación de las personas entre las 20 y las 22 horas, es decir, de ocho a diez de la noche. Por tanto, destacó que el horario en que queda permitida la circulación por los viales públicos, para los ciudadanos que residen en Astorga, Valdeviejas, Murias de Rechivaldo, Castrillo de los Polvazares y Santa Catalina de Somoza, seguía siendo de seis de la mañana a diez de la noche.

Alonso Perandones
La Junta le comunicó que si no acataba el nuevo horario desobedecía al propio Gobierno de España

Tras ser advertido por la Junta de Castilla y León, en una respuesta realizada a petición del PP de Astorga, de que el toque de queda a partir de las 8 de la noche, «es firme», y que cualquier vulneración de lo establecido supondrá la desobediencia al propio Gobierno de España, y conllevará la exigencia de las responsabilidades de todo tipo que legalmente están establecidas, el regidor socialista rectificó. En un nuevo comunicado enviado posteriormente, Alonso Perandones, solicitaba a la ciudadanía que «asuma lo dispuesto por la Comunidad Autónoma, en todos sus términos, dadas las acuciantes necesidades sanitarias que ha de satisfacer por el agravamiento progresivo de la pandemia».

Además, dada la pandemia, el Ayuntamiento maragato decidió ayer nuevas restricciones, o medidas, en su ámbito competencial, en concreto el cierre de los dos museos municipales, y la fijación del horario de cierre de la biblioteca, pabellón, piscina y ludoteca, municipales, a las 19.30 horas. La iluminación decorativa, excepcional, de la Plaza y su entorno se apagará a las 20.00 horas.

Ciudades en rebelión contenida
Comentarios