jueves 26/11/20

Confinados en el desconcierto

Las diferentes órdenes de los últimos días sobre el cierre perimetral, que hoy finaliza al entrar en activo el toque de queda, ha ocasionado confusión entre la ciudadanía
Una pareja, ayer por la mañana caminando por una calle de Ponferrada frente a un grafiti en el día del confinamiento perimetral. ANA F. BARREDO
Una pareja, ayer por la mañana caminando por una calle de Ponferrada frente a un grafiti en el día del confinamiento perimetral. ANA F. BARREDO

Ponferrada amaneció ayer viernes confinada en su perímetro, salvo los pueblos de la Tebaida, y hoy sábado dejará de estar confinada, al anular esa medida publicada por la Junta en el BOE del viernes 23, y entrar en vigor hoy sábado 24 el toque de queda. Un toque de queda que se aplicará en Ponferrada como a todo el resto de poblaciones de Castilla y León, y que se inicia este sábado a partir de las 22.00 horas, según el acuerdo adoptado ayer tarde en el Consejo de Gobierno Extraordinario. Todo, eso sí, pendiente de la ratificación jurídica de la medida por parte del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Es decir, hoy sábado, Ponferrada ya no está confinada, entra en el toque de queda de 22.00 a 06.00 horas.

Después de órdenes contradictorias en el tiempo de las Administraciones sobre si el confinamiento de Ponferrada afectaba sólo a la ciudad y no al resto del municipio, de asegurar que era para todo el municipio y cambiar ayer de nuevo el confinamiento para Ponferrada y buena parte de sus pedanías, la gran mayoría de la ciudadanía consultada mostraba su desconcierto.

Desconocimiento
Los controles de las entradas y salidas de Ponferrada apenas fueron ayer perceptibles

En cualquier conversación de bar, restaurante o en la calle, el tema era la duda y el desconocimiento exacto de cuál era la situación y la nueva normativa por la que regirse.

De entrada, en la mañana de ayer viernes, pese a que Ponferrad estaba oficialmente confinada en buena parte de su perímetro jurisdiccional, los controles de vehículos fueron imperceptibles. Los coches entraron y salieron de Ponferrada sin ningún problema. En gran parte debido a que la mayoría de la población desconocía que en realidad habían confinado a Ponferrada. La medida, según la nota del Ayuntamiento afectaba a la propia ciudad de Ponferrada e incluye a los barrios y los núcleos de población siguientes: Columbrianos, Dehesas, Fuentesnuevas, Otero, San Andrés de Montejos, San Lorenzo, Santo Tomás de las Ollas, Toral de Merayo, Bárcena del Bierzo, Campo, Lombillo de los Barrios, Puente Boeza, Salas de los Barrios, y Villar de los Barrios. Eso sí, según lo último acordado por la Junta, esta medida, como se ha dicho, queda de nuevo sin operatividad por el toque de queda.

Confinados en el desconcierto