viernes. 27.01.2023

1¿Necesito este producto?

Consumir responsablemente implica consumir aquello que se necesita, pese a que el mercado incita a hacerlo de manera compulsiva. Reutilizar productos, arreglarlos en lugar de comprar uno nuevo o la compra de segunda mano son opciones interesantes a tener en cuenta para disminuir el impacto medioambiental o la producción a un ritmo y un volumen vertiginosos.

2Recuerda que, a menudo, «lo barato sale caro»

La mayoría de los artículos tienen a sus espaldas una larga cadena de producción, por lo que un precio demasiado barato es muy posible que esconda explotación laboral, explotación infantil o condiciones de trabajo inhumanas.

3Infórmate

Antes de comprar pregunta cómo, dónde y en qué condiciones ha sido producido un determinado artículo. Si el etiquetado no ofrece esta información o dónde encontrarla, lo adecuado es consultarlo en los propios establecimientos. Cada vez más, las empresas y marcas son sensibles a las opiniones y percepciones de los consumidores.

4Elige productos justos, sostenibles y respetuosos

Opta por productos de Comercio Justo, de economía solidaria, o aquellos en los que puedas garantizar que se han respetado los derechos básicos de los trabajadores y trabajadoras, y que su proceso de producción ha tenido el menor impacto ambiental.

5No te vayas lejos

Compra en el pequeño comercio, en las tiendas cercanas. Evitarás desplazamientos en coche, favorecerás la vida en tu barrio y harás una compra más cuidada y humana.

CONSEJOS PARA EL CONSUMO RESPONSABLE
Comentarios