domingo. 27.11.2022

Criar cerdos para lograr más órganos humanos

Paso adelante de la medicina y resquemor entre los expertos
                      Trasplante en octubre de 2021 de un riñón de cerdo el hospital NYU Langone Health. DOMENICHO CHIAPPE
Trasplante en octubre de 2021 de un riñón de cerdo el hospital NYU Langone Health. DOMENICHO CHIAPPE

El trasplante de corazón de cerdo que recibió David Bennet hace cinco días apareció en los medios de comunicación de todo el mundo, pero no hay publicación científica alguna que revele los detalles sobre su patología, la decisión médica o el procedimiento. Un vídeo oficial y una nota de prensa de la Universidad de Maryland (EE UU) dieron fe de una intervención que, coincide la comunidad científica, es un «hito» en la historia del xenotrasplante (receptor humano de un órgano animal), junto con el trasplante renal de cerdo a una persona en muerte encefálica, en octubre. «Es un paso ilusionante, porque el gran problema que tenemos es que faltan órganos y hay gente que muere cada año esperándolo. Con esto se trata de encontrar vías alternativas para conseguir esos órganos», sostiene Marta Farrero, cardióloga del Hospital Clínic de Barcelona y secretaria general de la Sociedad Española de Cardiología. «Es una fantástica noticia que hay que tomar con cautela, porque todavía desconocemos cómo hay que manejar estos trasplantes, su durabilidad, el rechazo del órgano y a quién se le va a poder implantar».

Aún conectado a «una máquina de circulación extracorpórea» y saturado de inmunosupresores, a Bennet le rodea la incertidumbre. «Incluso en el trasplante de humano a humano hasta el 30% de los pacientes tiene algún rechazo en el primer año», prosigue Farrero. En este caso, el sistema inmune humano atacará al corazón trasplantado porcino y ese rechazo podría hacer que el órgano deje de funcionar en los próximos días, semanas o meses. Habrá que ver si con los tratamientos inmunosupresor y de bajar las defensas es suficiente para evitar ese rechazo, que es el gran miedo que viene ahora en los próximos días».

Trasplante
Realizado con éxito el primer trasplante de un corazón de porcino a un ser humano

De trasfondo existe la búsqueda científica de «una especie de gran panacea», sostiene Rafael Matesanz, exdirector de la ONT. «La fabricación de órganos para trasplante solucionaría la escasez de donaciones, que es un problema enorme. Se calcula que cada año podrían beneficiarse unas dos millones de personas, y a duras penas llegamos a 200.000, o sea, menos un 10%. Si realmente se pudieran fabricar estos órganos, pues representaría un antes y un después». Factoría de órganos Ambos órganos trasplantados en Estados Unidos, riñón y corazón, fueron proporcionados por la misma empresa, llamada Revivicor, que modifica los genes y cría a estos ejemplares de puerco. «Esos animales son muy especiales, criados en en instalaciones con un nivel de bioseguridad altísimo para garantizar que no llevan patógenos que puedan transmitirse al humano de ninguna manera», explica Guillermo Ramis, investigador de la Universidad de Murcia que tiene dos décadas desarrollando cerdos genéticamente modificados para trasplantes humanos. «El mayor esfuerzo que se hace con estos animales es un mantenimiento de salud extremo. No es fácil y sí bastante costoso, pero menos que el que la atención médica que requeriría una persona crónica».

Criar cerdos para lograr más órganos humanos
Comentarios