domingo. 26.06.2022
Proyecto solidario

Las cunas que salvan vidas ya se fabrican en León

Prototipo en el Colegio Don Bosco. El taller de Mecanizado y Mecatrónica del centro salesiano leonés de FP ya ha fabricado la primera cuna climática del proyecto solidario y pedagógico que llevan a cabo en ocho colegios de España.
                      El profesor Arturo Sánchez Fraile con dos alumnos del Colegio Don Bosco en el taller de mecanizado y mecatrónica. FERNANDO OTERO
El profesor Arturo Sánchez Fraile con dos alumnos del Colegio Don Bosco en el taller de mecanizado y mecatrónica. FERNANDO OTERO

Han sido tres meses de intenso trabajo en el taller de Mecanizado y Mecatrónica del Colegio Don Bosco de León. Con el profesor Arturo Sánchez Fraile al frente y la participación de alumnado de primero y segundo de estos ciclos formativos se han conseguido ensamblar las 20 piezas mecanizadas, más la electrónica y las piezas impresas en 3D que componen la cuna climática solidaria.

Es el primer paso para empezar a fabricar este modelo de cuna climática que, a través de las oenegés Medicina Abierta al Mundo (In3) y Ayuda Contenedores, llega a países que no se pueden permitir comprar ni mantener ni la más sencilla incubadora para los bebés prematuros.

Son cunas sencillas, hechas de forma cooperativa y didáctica, con una gran misión: salvar vidas de recién nacidos que necesitan cuidados especiales. El trabajo realizado este meses ha servido para protocolizar el método en el Colegio Don Bosco de León y agilizar la fabricación de las cunas a partir del próximo curso, aunque también dependerá del voluntariado que se sume al proyecto.

«Desde enero hasta abril me acostaba con la cuna y me despertaba con la cuna», comenta Arturo Sánchez Fraile. Había que sistematizar el proceso, programar la máquina, resolver cada pequeño reto, pues el más mínimo desvío podía frustrar el éxito de la empresa.

Gregorio, más de 60 años de salesiano y voluntario del proyecto. A. G.
Gregorio, más de 60 años de salesiano y voluntario del proyecto. A. G.

Antes de empezar con el prototipo realizado en este tiempo se dieron cuenta de que era necesario contar con una maquinaria apta para el procedimiento. De esta manera, el taller se ha visto beneficiado con una nueva herramienta para la enseñanza de la formación profesional en Mecanizado y Mecatrónica. Se trata de una fresadora para el control numérico que permite una precisión difícil de lograr con la máquina disponible. Una vez superados los primeros fallos, el ordenador quedó listo para que el proceso sea «más rodado para los chicos» al quedar generado un software que ya vale para las futuras cunas.

El profesor Sánchez Fraile destaca el «apoyo total» del centro para mejorar la logística y la aportación de salesianos jubilados que, como Gregorio, han sido una pieza clave para llevar a buen puerto el primer paso del proyecto. Con el proceso terminado, «ya sabemos que va bien y se trata de fijarnos unos objetivos de producción».

Las cunas climáticas se fabrican ya en ocho centros salesianos de formación profesional de toda España, bajo la supervisión del Colegio Salesianos Pamplona que ha sido el pionero. El proyecto ha cobrado un nuevo impulso gracias a la ayuda de 24.000 euros que ha aportado Caixa Bank para los ocho centros y la expansión está garantizada.

El interés por la cuna climática solidaria ha sido muy alto tanto para el alumnado del centro como para los Erasmus belgas con los que trabajan en el Colegio Don Bosco de León. «Es un proyecto motivador para el aprendizaje porque le ven un beneficio social inmediato», comenta Fraile.

Las cunas que salvan vidas ya se fabrican en León
Comentarios