viernes. 02.12.2022

El Vaticano ha permitido que un sacerdote francés condenado por cometer abusos sexuales participe en un seminario dedicado a analizar la situación actual del sacerdocio y, entre otras cuestiones, el daño que está sufriendo por la crisis de la pederastia eclesial. El presbítero se llama Tony Anatrella, tiene 80 años, y se encuentra suspendido ‘a divinis’ desde 2018, por lo que aunque sigue siendo cura no puede celebrar los sacramentos ni intervenir en eventos públicos sin permiso del obispo de la diócesis a la que pertenece. Sobre Anatrella, que es además psicoterapeuta aunque tampoco se le permite ejercer esta profesión, pesa esta sanción debido a los abusos sexuales que cometió con varios seminaristas mayores de edad en terapias de conversión de homosexuales. Después de su suspensión llegó una ulterior denuncia por abusos cometidos supuestamente con un menor en 1974. Aunque la Justicia francesa abrió una investigación pero la cerró por haber prescrito el posible delito, el caso sigue abierto en la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF). | d. menor

Un cura condenado por abusos da un seminario
Comentarios