miércoles. 06.07.2022
calle
El Ministerio de Sanidad continúa preocupado por la evolución de los casos. MARCIANO PÉREZ

Tras casi dos semanas de estabilización en el entorno de los 230 casos, la incidencia acumulada ofreció ayer, por fin, signos para la esperanza. Esta tasa, que mide el número de casos activos (a 14 días) por cada 100.000 habitantes, cayó casi seis puntos durante el fin de semana y se situó ayer en los 223,75 casos, la cifra más baja desde el 16 de abril. Se comienzan a cumplir, de esta manera, las previsiones del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), que apuntaban a una caída de la curva pandémica en los primeros días de mayo, justo antes del final del estado de alarma, un hecho que puede confirmar que la ola comienza a ser "olita", como bautizó, no sin polémica, a la cuarta embestida del virus el director de Emergencias, Fernando Simón.

Aunque el descenso por territorios fue generalizado, los epidemiólogos del Ministerio de Sanidad continúan preocupados por el diferente impacto de la covid-19 por territorios. El País Vasco sigue marcando el máximo nacional, aunque logra bajar de los 500 casos, con 496. Tras ella se sitúan Madrid, con 368; Melilla, con 347; Navarra, con 332; Cataluña, con 298; Aragón, con 297; La Rioja, con 286, y Cantabria, con 254, todos por encima de los 250 casos que delimitan el 'riesgo extremo'. Por el lado contrario, una vez más, la Comunidad Valenciana ostenta el mínimo de España, con 42 casos, por delante de Baleares, con 61; Murcia, con 71; Galicia, con 96, y Canarias, con 98.

Además, la incidencia a siete días, que sirve como indicador de futuro, sigue por debajo del 50% de la de 14. En concreto, se halla en los 100,41 casos, lo que permite augurar que la caída de la curva puede continuar en los próximas jornadas.

Los datos publicados ayer por Sanidad mejoran en casi todos los indicadores a los del viernes pasado. El número de contagios, por ejemplo, también se redujo durante el fin de semana y se situó en 16.353 (el anterior lunes fueron 19.852). No había un sábado y un domingo con tan pocos contagios desde el 5 de marzo, en el inicio de la cuarta ola. El global de contagios desde el comienzo de la pandemia se sitúa ya en 3.540.430, según las estadísticas oficiales.

El número de fallecidos también descendió notablemente en las últimas 48 horas. El departamento de Carolina Darias computó este fin de semana 77 muertos, frente a los 147 que contabilizó el pasado lunes. El total de decesos desde marzo del año pasado con prueba positiva se eleva ya a 78.293, aunque las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística o el Informe MoMo, elaborado por el Instituto Carlos III, llevan el exceso de mortalidad de la pandemia, directamente por covid-19 o por otras causas, por encima de los 90.000 decesos.

La ocupación de las camas, sin embargo, se mantiene en valores similares a los de la semana pasada e incluso repunta ligeramente. Ahora mismo hay ingresados en los hospitales 9.747 pacientes con covid, de los que 2.323 se encuentran en las unidades de cuidados intensivos. Los enfermos de coronavirus ocupan el 7,78% (7,69% el viernes) del total de las camas hospitalarias, un guarismo que se eleva hasta el 23,10% (22,92%) en las UCI.

La curva de la cuarta ola comienza a ceder con una bajada de seis casos en la incidencia
Comentarios