domingo 17.11.2019
CIENCIA Y ALIMENTACIÓN

Europa premia a la leonesa que busca quesos más sanos

La veterinaria Erica Renes tiene las claves del queso más sano. Así se lo reconoce The European Federation of Lipid Science and Technology, que le ha concedido el premio anual que otorgan a los jóvenes científicos excelentes y emergentes. La investigación se ha desarrollado entre la Universidad de León y el Teagasc Moorepark Food Research Center en Irlanda. 
Erica Renes, durante su participación en un congreso organizado por The European Federation of Lipid Science and Technology en Suecia. DL
Erica Renes, durante su participación en un congreso organizado por The European Federation of Lipid Science and Technology en Suecia. DL

La principal sociedad científica europea sobre el estudio de los lípidos ha premiado este año la excelencia y el talento emergente en la investigación de la veterinaria leonesa Erica Renes Bañuelos, profesora de la Universidad de León en el Departamento de Higiene y Tecnología de los Alimentos. The European Federation of Lipid Science and Technology le ha concedido el 2019 European Young Lipid Scientist Award, un premio que reconoce anualmente la mejor investigación que se hace en Europa y al que concurren investigadores jóvenes de todo el mundo. Los méritos valorados son el curriculum vitae y la investigación científica llevada a cabo en el campo de los lípidos.

 

«El interés de esta investigación radica en que las bacterias lácticas con aplicación en la elaboración de alimentos fermentados son capaces de sintetizas CLA (ácido linoleico conjugado), un compuesto al que se le atribuyen efectos beneficiosos sobre la salud humana, entre los que destacan los efectos anticarcinogénicos, disminución de la resistencia a la insulina y reducción de la grasa corporal, entro otros», explica Erica Renes, que mañana martes recoge el premio en Sevilla, durante la cena del 17th Euro Fed Lipid Congress and Expo 2019.

 

El trabajo de investigación premiado se ha realizado entre el la Universidad de León y el centro de investigación Teagasc Moorepark Food Research Center en Irlanda, un centro de investigación científica de referencia en el campo de los alimentos.

 

«Los resultados son producto de cuatro años de trabajo en esa línea de investigación, que sigue activa, y ya están publicados en revistas científicas de prestigio como Food Microbiology, Journal of Functional Foods, Frontiers in Microbiology y Food Research International.

 

El trabajo de investigación de Erica Renes se basa en la investigación y estudio de la capacidad de las bacterias ácido lácticas para sintetizar compuestos de naturaleza lípida, con especial atención en el ácido linoleico conjugado (CLA), que tiene efectos beneficiosos para la salud humana. «El papel que juegan las bacterias ácido lácticas como cultivos iniciadores o adjuntos en la elaboración de productos lácteos es muy importante. En la actualidad, la creciente demanda de alimentos con efectos beneficiosos sobre la salud humana está incentivando a la industria alimentaria a desarrollar nuevos alimentos que satisfagan la exigencias del consumidor», asegura Erica Renes.

 

En este contexto, los productos lácteos, y en particular el queso «ha suscitado una connotación negativa por parte del consumidor debido a la relación del contenido en ácidos grasos saturados de este alimento y el desarrollo de algunas enfermedades».

 

Los resultados de la investigación realizada por la veterinaria leonesa son prometedores ya que ha identificado dos cepas de bacterias ácido lácticas: Lactobacillus plantarun Taul 1588 y Lactobacillus casei subsp. casei ss 1644. «Estas dos bacterias tienen una excelenta capacidad para sintetizar el ácido linoelico conjugado (CLA). «Con estas cepas se han diseñado varios cultivos con aplicación en la elaboración de queso de oveja».

 

El cultivo que incluyó las dos cepas mejoró previamente la calidad nutricional de la grasa del queso de oveja, ya que esas bacterias dieron lugar a quesos con una mayor concentración de ácido vacénico, CLA y ácidos grasos omeda-3, así como valores más saludables en relación a la proporción de los ácidos grados omega-6/omega-3, e índice de la potencial capacidad para obstruir las arterias y provocar ateroesclerosis en comparación con los quesos que se elaboraron sin esas bacterias. Es decir, la investigación ayuda a fabricar quesos de oveja más sanos, con menos grasas perjudiciales para la salud.

 

«Este descubrimiento es de gran interés ya que el empleo de estas bacterias ácido lácticas con capacidad para sintetizar compuestos de naturaliza lípida, con efectos beneficiosos para la salud, puede permitir el desarrollo de productos fermentados con calidad nutricional mejorada y de esta forma satisfacer la demanda del consumidor en relación con alimentos más saludables», asegura la veterinaria premiada. «El queso, que supone un porcentaje importante del comercio agrícola mundial, ha suscitado en los últimos años una connotación negativa por parte del consumidor debido a la relación del contenido en ácidos grasos saturados», asegura la autora. Con esta investigación buscan alimentos sanos.

 

EL PREMIO

 

El hallazgo de Erica Renes recibe ahora el reconocimiento de la sociedad científica que pone en valor la excelencia y el talento emergente en la investigación relacionada con los lípidos en cualquier campo de la física, ciencias de la salud e ingeniería. Entre las áreas que reciben reconocimiento están la neurociencia, digestión y metabolismo, cristalización de truacilgliceroles, oxidación de lípidos y funcionamiento de membranas de fosfolípidos, análisis y prevención de enfermedades.

Europa premia a la leonesa que busca quesos más sanos
Comentarios