jueves 26/5/22
                      La ministra Motero, ayer en el Congreso. JUAN CARLOS HIDALGO
La ministra Motero, ayer en el Congreso. JUAN CARLOS HIDALGO

El Ministerio de Igualdad planea llevar el próximo martes 17 de mayo la reforma de la ley del aborto al Consejo de Ministros para su aprobación en primera lectura, según han explicado a Europa Press fuentes del departamento que dirige Irene Montero.

La propia ministra adelantó gran parte del contenido de esta iniciativa el pasado mes de febrero, durante su comparecencia ante la Comisión de Igualdad del Congreso, destacando medidas como el acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) a las menores de 16 y 17 años de forma «autónoma» o la creación de un sistema para la objeción de conciencia como el que se aplica en la ya aprobada de la Ley de Eutanasia. Sobre esto último, Montero indicó que el objetivo de esta reforma es que en los servicios de ginecología y obstetricia de los centros públicos se garantice esta práctica.

Para ello, indica que se respetará «escrupulosamente» el «derecho constitucional» a la objeción de conciencia», pero haciéndolo «escrupulosamente compatible con el derecho de las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos».

La ley del aborto es el instrumento que PSOE y Unidas Podemos usarán para aprobar un duro paquete de medidas contra la gestación subrogada, una práctica ilegal en España, pero que ahora pasará a definirse como «explotación reproductiva» y como un acto directo de violencia contra la mujer.

Contra los intermediarios

La norma perseguirá a los intermediarios (agencias, clínicas y abogados) que facilitan la burla de la prohibición poniendo en contacto a españoles con vientres de alquiler en el extranjero y que les cobran por los contratos y la gestión del proceso.

Prohibirá y sancionará con duras multas la oferta de servicios por parte de los intermediarios, su publicidad y la realización de ferias, proscripción de la difusión que alcanza a la promoción en medios de comunicación. El texto que apruebe el Consejo de Ministros también podría declarar a los tribunales competentes para perseguir el delito de gestación por sustitución en el extranjero cometido por españoles residentes en España. La persecución penal excluye a las gestantes de alquiler.

La gestación subrogada será ‘explotación reproductiva’
Comentarios