miércoles 22/9/21
Conservación de espacios

Hallan residuos tóxicos en todos los espacios de valor ecológico

Muestreo de Seo/BirdLife y Ecoembes En el proyecto colabora el CSIC
Responsables del proyecto Libera recogen colillas en un área pública de Madrid. SEBASTIÁN MARISCAL

Todos los espacios de gran valor ecológico de España contienen en sus aguas, suelos o sedimentos alguna sustancia contaminante procedente de la actividad humana, algunos de ellos en cantidades «alarmantes» y otros, aparentemente «prístinos», en los que la presencia de residuos resulta «sorprendente».

Así lo asegura en declaraciones a Efe Octavio Infante, responsable de Conservación de Espacios de Seo/BirdLife y director del Proyecto Libera-Ciencia, que, impulsado por esta organización conservacionista en alianza con Ecoembes, acaba de concluir el muestreo de contaminantes en 140 espacios naturales. En concreto en Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA, por su siglas en inglés), que fueron en su día definidas basándose en criterios estandarizados científicos y numéricos y hoy seleccionadas por SEo/BirdLife para conseguir un muestreo lo más homogéneo posible.

El proyecto, en el que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, diseña por primera vez un mapa de la ‘basuraleza’ en España. Teniendo en cuenta el número de muestras tomadas, este mapa refleja de forma «bastante clara» una realidad que permitirá después buscar relaciones con los residuos que se abandonan en el conjunto de espacios públicos naturales. El responsable del proyecto no quiere adelantar resultados sin que finalice el análisis de los residuos en el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), en Ciudad Real, y en el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA), en Barcelona, pero subraya que «hasta ahora, son bastante alarmantes». Se han encontrado sustancias prohibidas desde hace años, que «persisten en el tiempo más de lo que pensábamos», como metales pesados en lugares de los que ahora «sacamos alimentos que luego van al mercado». «Y hemos encontrado también componentes que sospechábamos que iban a estar, pero no en esas cantidades y en esos ecosistemas», explica Infante, quien incide en que «algunas muestras recogidas en lugares aparentemente prístinos han arrojado resultados alarmantes, sorprendentes y preocupantes».

Los técnicos han trabajado meses en 140 de las 469 IBA de los siete ecosistemas más representativos de España (acuático de interior, agrícola y parameras, bosque atlántico, mediterráneo y de ribera, costero y de montaña). De todas las muestras se han extraído contaminantes químicos u orgánicos: desde restos de insecticidas, medicamentos, plaguicidas o plásticos hasta metales pesados, cuya presencia en el medio persiste durante siglos. Rafael Mateo, director del IREC, detalla que «algunos metales forman parte de la propia geología del suelo, como el plomo, cadmio o mercurio, pero a veces provienen de actividades humanas, como la combustión, el uso de fertilizantes, la munición de caza o la propia basura».

Hallan residuos tóxicos en todos los espacios de valor ecológico
Comentarios