lunes 26/7/21
Donantes

Honra a la sangre de dos leoneses que salvó 260 vidas

José Luis García Gómez, campeón de donaciones en León, con 170, y Ana María Escobar, quien ha alcanzado 90. MARCIANO PÉREZ

La donación de sangre no es el milagro de los panes y los peces, pero se le parece. Dos leoneses, José Luis García Gómez y Ana María Escobar, fueron homenajeados ayer frente al monunto de los Donantes de Sangre por haber contribuido a salvar con su sangre a 260 personas.

Ayer se cumplieron 153 años del nacimiento de Karl Landsteiner. Las investigaciones de este científico austríaco determinaron el sistema de los grupos sanguíneos y también el factor RH. Gracias a este descubrimiento se pudo implantar la transfusión de sangre como una «cura sanitaria» basada en el líquido elemento e insustituible por fármacos.

España, con el empuje de la Hermandad de Donantes de Sangre de León, es artífice de un sistema de donación altruista que «garantiza las necesidades sanitarias de los hospitales», señaló ayer Martín Manceñido Fuertes, presidente actual de la entidad.

Los más de 15.000 donantes activos de León fueron reconocidos ayer en un acto personifcado en dos grandes donantes cuya contribución es excepcional. Ana María Escobar, de 60 años, es la leonesa que más sangre ha aportado desde que con 18 años pudo ofrecer su primera donación. José Luis García Gómez, de 70 años, ha batido todos los récord en la hermandad: «ha donado 15 veces la sangre de su cuerpo», señaló Manceñido. Son 170 donaciones con las que se jubila este profesor de Teología, pues en esta edad está puesto el límite para la donación de sangre. «Son, por tanto, dos personas extraordinarias y que dejan muy bien representado al colectivo de los 15.000 donantes activos», comentó el presidente de la Hermandad.

La donación de sangre se vio afectada por la pandemia de forma más severa en la etapa del confinamiento, pero el año se cerró con apenas una diferencia del 5-6% respecto al año anterior. En una primera fase hubo una disminución importante del número de donaciones proporcional a las necesidades», señaló.

Sin-título-4En el primer trimestre de este año se ha producido un incremento del 20% y tan solo en el mes de mayo del 28%. «No podemos pedir más por las características de dispersión y envejecimiento de la población en la provincia de León», recalcó Manceñido. «Hemos vuelto a valores anteriores a la pandemia e incluso puede que lo superemos», señaló.

Este incremento de las donaciones durante el primer del trimestre del año es llamativamente superior en León respecto a otras hermandades de la Comunidad en las que se han registrado cifras del 2 al 12% de aumento.

«Si algo demuestra la fuerza de un territorio es su capacidad para mostrar la solidaridad», declaró el alcalde de León, José Antonio Diez, para enfatizar «el reconocimiento que día a día» merecen las personas que donan sangre.

Gracias a este líquido vital que cada día ofrecen los donantes se realizan más de cinco mil doscientas transfusiones. El 34% son destinadas a pacientes con procesos oncológicos (cáncer y/o enfermedades de la sangre); el 25% a intervenciones quirúrgicas diversas, accidentes, corazón, riñón, ortopedia y quemados; el 21% de las donaciones abastecen los consumos de pacientes crónicos y trasplantes de órganos, el 15% son para personas con anemias y el 5% se usa en los paritorios.

Las donaciones de sangre salvan 80 vidas diarias en España. De cara al verano, ante la reanudación de las vacaciones por la mejora de la situación pandémica, Manceñido «se va a producir un cierto desequilibrio» por lo que solicitó que las personas donantes se acerquen al punto fijo del centro de salud de José Aguado o a los recorridos de la unidad móvil para aportar su donación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elegido este año como lema de la jornada de homenaje a las personas donantes «Dona sangre para que el mundo siga latiendo». Este año el acto internacional que se rota por países se celebró en Italia, aunque el también presidente de honor de la Federación Internacional de Hermandades de Donantes de Sangre prefirió estar en su tierra.

En el acto celebrado en León junto al monumento a los donantes, obra de Marino Amaya, en la calle Padre Javier de Valladolid, se animó a la juventud a donar sangre «para que haya nuevas incorporaciones y esta labor siga siendo un soporte fundamental de la atención sanitaria. La sangre es un organismo vivo líquido que cura y no puede ser sustitutido por ningún fármaco», enfatizó el presidente.

Manceñido lamentó que no la hermandad no puede realizar el homenaje a todos los grandes donantes como se hacía antes de la pandemia, «entre otros motivos, porque el centro de Hemoterapia de la Junta, incomprensiblemente, no nos facilita a las asociaciones, desde el año pasado los datos de dichos donantes».

El alcalde de León, José Antonio Diez, acompañado de la concejala de Servicios Sociales, Vera López, encabezó la ofrenda floral al monumento de los donantes tras felicitar a la junta directiva de la hermandad, y a Manceñido en particular, por la labor que desarollan en defensa del trabajo altruista y de corazón.

En representación de la Diputación provincial, José Pellitero, diputado responsable de las áreas de Contratación y Económica, expresó la gratitud de la institución a esta labor. El Palacio de los Guzmanes se iluminó anoche con el color rojo se iluminará de rojo para sensibilizar y concienciar sobre la necesidad de disponer de sangre y productos sanguíneos seguros para transfusiones, y sobre la crucial contribución que efectúan los donantes de sangre voluntarios y no remunerados a los sistemas nacionales de salud.

Honra a la sangre de dos leoneses que salvó 260 vidas
Comentarios