martes. 06.12.2022

El Hospital de León atendió a 115 pacientes con ictus entre enero y abril. La Unidad de Ictus del Hospital de León, dirigida por el neurólogo Javier Tejada, participó en un estudio junto a los hospitales del norte de España en el que se pone de manifiesto un descenso del 30% en el número de pacientes atendidos por ictus durante los meses del primer estado de alarma del 14 de marzo al 4 de mayo. Entre enero y abril del año anterior, en 2019, se atendieron a 157 pacientes con ictus. «Los pacientes no atendidos se corresponden con ictus de menor déficit e ictus reversibles. Desconozco las cifras exactas y cómo fue su atención. es fácil de comprender que si no evaluamos los casos con déficit menor en los que se puede hacer una terapia preventiva más eficaz, la atención sanitaria es poco útil», explica Tejada. «En la patología vascular la prevención es la actuación más importante. se evitan complicaciones como recurrencias o deterioro cognitivo. Durante la fase de la pandemia (primera ola) se atendieron ictus más severos y se observó una mayor mortalidad».

En los ictus menos severos la evolución, si no se da una atención adecuada, también puede ser desfavorable. «Al no ser correctamente evaluados y tratados tienen más riesgo de recurrir».

Las manifestaciones neurológicas aparecen en el 35-40% de pacientes afectados por covid y se manifiestan con cefaleas, alteración del nivel de conciencia, inestabilidad del sistema nervioso periférico, déficit de olfato y de gusto o mialgias.

El Hospital de León atendió 115 ictus entre enero y abril
Comentarios