miércoles 13.11.2019

El incremento de motoristas muertos lleva a la DGT a redoblar los controles

Tráfico alerta de que el perfil es de conductores experimentados, con más de 35 años, y que más de la mitad de los siniestros fueron por exceso de velocidad
El incremento de motoristas muertos lleva a la DGT a redoblar los controles

Las motocicletas vuelven a ser un problema para la Dirección General de Tráfico (DGT). Durante el mes de mayo, los accidentes mortales con vehículos de dos ruedas se dispararon. Treinta y nueve personas fallecieron, la cifra más alta desde septiembre del 2007, cuando murieron 58 motoristas. En lo que va de año, 116 motoristas han perdido la vida en las carreteras, cuatro menos que en la misma fecha del año pasado. En la mayoría de los accidentes, los pilotos de las motos cumplían un perfil determinado: mayores de 35 años, experimentado, que conducen motocicletas de menos de dos años de antigüedad y de más de 500cc. Además, circulan por vía convencionales y se suelen desplazar en una jornada festiva en horas diurnas.

De los 38 accidentes, 21 fueron por velocidad inadecuada, 19 por infracción, 13 por distracción y dos por el estado de la carretera. En cuanto a las vías, siete fueron en autovía y 31 en carretera convencional. La mayoría de los accidentados se adaptaban a ese perfil de conductor. Para recalcar en la importancia de mantener la concentración cuando se viaja en moto e intentar descender el número de siniestros de estas características, la DGT comenzará desde este jueves y hasta el 18 de junio una campaña intensiva en el que doblará los controles.

Durante estas dos semanas, los agentes de la Guardia Civil se centrarán en el control de la velocidad, los adelantamientos, la documentación necesaria, la Inspección Técnica de Vehículos o el seguro obligatorio.

El objetivo que se ha marcado la DGT es alertar a los casi cinco millones moteros (2,4 de ciclomotores y 2,5 de motos) de la conveniencia de realizar una conducción adecuada a la vía por la que circulan. Tráfico apuntó que el riesgo de fallecer en un accidente de motocicleta es 17 veces mayor que un accidente de coche. La DGT pedirá ayuda a los ayuntamientos con más de 25.000 habitantes para que se adhieran a esta campaña.

El incremento de motoristas muertos lleva a la DGT a redoblar los controles