lunes 1/3/21

La Junta recomienda el teletrabajo y cierra los centros culturales

Igea
Francisco Igea. DL

La Junta de Castilla y León ha decidido cerrar todos los centros culturales, y que el 50% de los empleados de la administración teletrabajen, como nuevas medidas para contener la propagación de la pandemia. Además ha llamado a los ayuntamientos a secundar estas medidas, y pedido que emitan bandos para que se opte por el teletrabajo y se limite en la medida de lo posible el contacto social. El equipo de gobierno suspenderá su agenda institucional de reuniones, incluido el Consejo de Gobierno que será telemático,

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea ha insistido en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno en que "queremos ver las calles lo más vacías posible, hay que mantener la actividad física pero evitar el contacto social. La incidencia está totalmente desbocada y los hospitales están al borde de su capacidad. Es importante que nos ayuden con los sanitarios, que nuevamente están sufriendo la violencia de esta pandemia".

El vicepresidente ha recalcado la recomendación a los ciudadanos de que "no mantengan reuniones en su domicilio con nadie. Hemos dictado la norma con el número de personas más bajo de las comunidades. No lo prohibimos porque necesitamos seguridad jurídica, y existe esta limitación".

Igesa también ha señalado que el presidente de la Comunidad, Alfonso Fernández Mañueco, solicitará la comparecencia en las Cortes para explicar la situación de la pandemia; "pero no es el momento del enfrentamiento político, pero sí como una determinación inequívoca y firme para mantener todas las medidas que son necesarias para proteger a la población. es nuestra obligación como Gobierno". 
Ha destacado que la Junta pretende "que nadie aproveche nuestra actitud para alentar un conflicto político, queremos que nuestro gobierno se ponga no de nuestro lado, sino del lado de los ciudadanos". 

Respecto a las decisiones que esperan del Gobierno central, ha señalado que "le pedimos nuevamente que sea responsable, que mire la incidencia y cómo están nuestros hospitales. Pido al ministro de Sanidad que se ponga en la piel de nuestros sanitarios, que ven cómo decenas de personas abarrotan los servicios de urgencia peleando por sus vidas". 

Igea, ha llamado a una "rebelión cívica" con el fin de que los ciudadanos de la Comunidad se queden en casa ante una "incidencia desbocada" de contagios de Covid-19, al tiempo que ha asegurado no entender la "cerrazón" del Gobierno.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno Igea ha defendido las medidas impulsadas desde la Junta y ha avanzado algunas nuevas centradas en el cierre de espacios culturales y el fomento del teletrabajo en la administración. Así, ha reseñado que "no tiene sentido castigar" a más sectores económicos cuando, como ha defendido, la única herramienta se basa en "limitar" el contacto social.

"No entendemos la cerrazón del Gobierno que, desde luego, no se basa en ningún criterio que se nos haya explicado", ha defendido Igea, quien ha insistido en que diez autonomías defendieron este miércoles ante el Consejo Interterritorial medidas enfocadas a un adelanto del toque de queda y al confinamiento como ya se ha hecho países cercanos que lleva a preguntarse "si lo extravagante no será lo que se hace en este país

En su intervención, el vicepresidente ha insistido en que no se trata de emprender una "guerra" contra nadie, ya que la única guerra es "contra el virus".

Así, ha defendido que cuando habla de "rebelión ciudadana" contra el virus se centra en llamar a la población a "quedarse en casa" para ayudar a disminuir la mortalidad. "Pocas batallas sociales ha habido en este país como esta, el compromiso ciudadano salva vidas, debes pelear por los suyos, por tu familia, sólo pedimos una cosa, que se queden en casa, en esta pelea lo único que hay que hacer es quedarse en casa, esa es la revuelta ciudadana, no contra la política sino contra el virus para proteger a ciudadanos y familias", ha defendido Igea.

En este contexto el vicepresidente ha destacado que la incidencia del Covid-19 en la Comunidad "está desbocada" aunque ha reconocido que ya no se crece como hace una semana por la efectividad de las medidas impuestas.

De este modo ha recordado que detrás de los casi 3.000 contagios que se notifican hoy hay un 10 por ciento de ingresos --un 10 por ciento-- a lo que se suma una mortalidad de hasta el tres por ciento, lo que supone "60, 70 u 80 fallecidos". "Debemos pelear para que esto no ocurra", ha insistido, al tiempo que ha asegurado que la situación en hospitales "es muy crítica".

 

La Junta recomienda el teletrabajo y cierra los centros culturales
Comentarios