lunes 28/9/20

«La esterilidad se vivía antes como un tabú»

«La esterilidad se vivía antes como un tabú»

«Hablar de la fecundación in vitro hace 25 años era como oír hablar ahora de la circulación sanguínea extracorpórea», El ginecólogo Florentino Garrido, responsable del Centro Ginecológico de la Clínica San Francisco, asegura que la sociedad leonesa de los años 90 vivía la esterilidad «como un tabú». Había parejas que «rechazaban las recetas que llevaran el membrete de la clínica. Había que hacerlas en un papel normal».

Garrido tuvo claro desde el principio su apuesta por «unas técnicas que permiten generar vida fuera de una relación sexual. Llamó mi atención y me pareció un privilegio dar satisfacción a las parejas de tener familia, a lo que doy mucha importancia en mi valoración como padre».

Las técnicas de FIV en la clínica han permitido el nacimiento de 2.224 niños. «Gracias a esta técnica han nacido siete millones de niños en el mundo en 40 años. 48 millones de parejas en el mundo se someten cada año a técnicas de reproducción. El 3,2% de los nacimientos en España se deben a estas técnicas y en Europa sube al 6%, como es el caso de Dinamarca».

El éxito de la FIV depende de la edad de las mujeres y puede superar el 50%. «Cuando empezamos estaba en el 30% por cada transferencia».

«El 30% de las mujeres nacidas en la segunda mitad de los años 70 no serán madres. Cada vez llegan más tarde a la intención de un embarazo. Aunque no está legislado, está consensuado que el límite de edad para intentar un embarazo por FIV está en la menopausia, a los 50 años. Hay un riesgo para la salud de la mujer y hay que proteger también al nacido».

También cambia el perfil de las parejas que piden ayuda para lograr una gestación. «Hace 30 años la idea de familia era la de un hombre y una mujer. Ahora, el 12% de las personas que piden ayuda para ser madres son familias monoparentales. Crece el número de parejas homosexuales».

La vitrificación (congelación) de ovocitos es una técnica cada vez más extendida. Mujeres que congelan sus óvulos para poder ser madres en edades cada vez más avanzadas. «Pero acuden tarde. La edad ideal sería antes de los 30 años y la edad suficiente, antes de los 35. Son mujeres que no tienen pareja pero quieren cumplir su intención de tener un hijo más adelante».

«La esterilidad se vivía antes como un tabú»