jueves. 09.02.2023
Su instructor de vuelo, de tan sólo 26 años, no corrió la misma suerte y falleció en el siniestro

Un leonés salva su vida al estrellarse un F-5 en Badajoz

Un caza F-5 perteneciente al Ala 23 del Ejército del Aire se estrelló ayer en la provincia de Badajoz tras sufrir un percance durante un vuelo de i
Estado en que quedó el avión militar F-5 que se estrelló ayer en la localidad pacense de Nogales
El siniestro se produjo pasadas las 11.30 horas. El avión, un biplaza perteneciente a la Unidad de Instrucción de Caza y Ataque con base en Talavera la Real, cayó en una zona conocida como la Pista Gurugú, en las proximidades del municipio pacense de Santa Marta, después de que sus dos ocupantes percibiesen unos movimientos bruscos similares a los que sacuden estos aparatos al atravesar una zona de turbulencias. Maestro y aprendiz de piloto consiguieron activar a tiempo los dispositivos de eyección de sus asientos y saltar en paracaídas, pero esa maniobra in extremis no impidió que el teniente Martínez, de 25 años y casado, falleciese. Su alumno fue localizado cerca del lugar donde se estrelló el avión -una zona de difícil acceso- por efectivos de la Guardia Civil y la Cruz Roja, que acudieron después de recibir una llamada pocos minutos después del siniestro. Después de una complicada operación de rescate, el militar fue trasladado en una UVI móvil hasta el Hospital Infanta Cristina de Badajoz, donde quedó ingresado. Según informó el Ministerio de Defensa en un escueto comunicado, el alférez leonés sufre lesiones de carácter leve en el codo y está fuera de peligro. Según informaron fuentes militares, el Ejército del Aire ha encargado a su Comisión de Investigación Técnica de Accidentes Aéreos Militares (CITAAM) que analice el suceso.

Un leonés salva su vida al estrellarse un F-5 en Badajoz
Comentarios