viernes 27/11/20
Restricciones

Mañueco no descarta cerrar Castilla y León

El estado de alarma salva el toque de queda en la Comunidad tras tumbar la medida el Tribunal Superior

El estado de alarma a la carta aprobado este domingo por el Gobierno de Pedro Sánchez desembocó este lunes en los primeros autoconfinamientos voluntarios bajo el paraguas de la nueva fórmula jurídica. Cinco comunidades decidieron encerrarse en sí mismas o prorrogar las cuarentenas perimetrales previas para tratar de contener la escalada del virus.

En total, 5,6 millones de españoles, hasta este lunes, ya tenían restringidos los movimientos de entrada y de salida de sus comunidades a la sombra del decreto del pasado fin de semana. La cifra de personas con limitaciones de movimientos ya superaría los 8 millones, o sea, el 17% de la población de todo el país.

Navarra (la autonomía con más incidencia con 1.102 casos) y La Rioja (684 positivos), que ya habían encerrado a sus territorios la pasada semana, confirmaron su intención de mantener estas restricciones de movimientos. La Comunidad Foral restringió cualquier reunión a las personas estrictamente convivientes. A estas dos comunidades se fueron sumando otras tres. La primera fue Aragón, que ya había decretado el aislamiento de sus tres capitales de provincia y que anunció además el confinamiento perimetral de toda la comunidad al menos hasta el 9 de noviembre. Poco después lo hizo Asturias, que decidió cerrar sus ‘fronteras’ con una incidencia todavía entre las más bajas de España y después de mantener en cuarentena a sus tres grandes capitales (Gijón, Oviedo y Avilés). Y ya a última hora de la tarde se unió el País Vasco, que ordenó el más duro de los encierros activos hasta ahora, ya que al confinamiento perimetral se unió la prohibición de abandonar el municipio de residencia salvo por causas de fuerza mayor.

Los cinco encierros
Navarra, La Rioja, Aragón, Asturias y País Vasco se aíslan bajo el paraguas del estado de alarma

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, reconoce que el cierre perimetral de la Comunidad es «una de las posibilidades» en el caso de no mejorar los datos epidemiológicos. a la vez que ha pedido ser «especialmente precavidos» para evitar igualmente el confinamiento en casa. La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León no ratificó el acuerdo de la Junta por el que fijó el toque de queda desde el sábado pasado, aunque la aprobación del estado de alarma por parte del Gobierno central anula los efectos prácticos a esta resolución y ampara el nuevo acuerdo adoptado ayer. Vox reclamará al Gobierno autonómico «responsabilidades».

Esa posibilidad del cierre perimetral, sobre todo con vistas a evitar un nuevo repunte de casos en el puente de Todos los Santos, fue examinada muy de cerca por la Comunidad de Madrid. Aunque el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso no descarta, sin embargo, el cierre de la comunidad de manera simultánea al aislamiento vigente en 32 zonas básicas sanitarias.

Andalucía se da un plazo de 48 horas para decidir cómo adaptar el estado de alarma.

Cataluña, una de las comunidades que con más fuerza había reclamado el estado de alarma, desveló que estudia una opción extrema y que ninguna otra autonomía se plantea, al menos por el momento: confinar en casa a toda la población durante los fines de semana.

En el otro extremo se situaron Extremadura, la Comunidad Valenciana, Galicia, Baleares o Cantabria. Éstas fueron las primeras comunidades en anunciar que descartaban hacer uso de sus prerrogativas, al menos por el momento, para confinar sus territorios al considerar que los cierres perimetrales todavía pueden ser sorteados con medidas menos agresivas como los toques de queda o cuarentenas muy focalizadas.

Canarias, con 77 casos por 100.000 habitantes, se mantiene al margen.

dl27p41g1

Mañueco no descarta cerrar Castilla y León
Comentarios